Israel deja de colaborar con la Unesco tras una resolución sobre Jerusalén

Israel anunció ayer la suspensión de toda la colaboración con la Unesco en represalia por la decisión del organismo de la ONU de aprobar una resolución en la que negó la conexión entre el judaísmo y el lugar más sagrado de Jerusalén y lo consideró un lugar de culto exclusivo del islam.


No sólo Israel criticó con dureza a la Unesco un día después que ésta desvinculó al judaísmo de la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, conocida por los judíos como el Monte del Templo, al aprobar una resolución propuesta por Palestina
También el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, criticó cualquier intento de desligar el judaísmo del Monte del Templo de Jerusalén, en respuesta a la resolución que fue cuestionada además por la propia directora general de la Unesco, la búlgara Irina Bokova.
La resolución del Consejo Ejecutivo de la Unesco que ignora los vínculos de ese recinto con el judaísmo, pese a que allí se erige el Muro de los Lamentos, el lugar más sagrado para los judíos, condenó el comportamiento israelí en el mismo.
Para los musulmanes, es el lugar desde el cual su profeta Mahoma subió al cielo.
El Muro de los Lamentos es el único vestigio que queda en pie del segundo templo.
Aunque el documento de la Unesco destaca la importancia de la Ciudad Vieja de Jerusalén para las tres religiones monoteístas, hace referencia a la explanada solo con la terminología islámica (Mezquita de Al Aqsa), resaltó que es un lugar de culto musulmán y condena con dureza las intervenciones israelíes en esta y su entorno.
Por su parte, Ban subrayó la través de un comunicado la importancia de los lugares sagrados de Jerusalén para los judíos, musulmanes y cristianos y defendió el "vínculo religioso e histórico" que las tres creencias tienen con la zona.
Por su parte, la Liga Árabe dio la bienvenida a la resolución adoptada por el Consejo Ejecutivo de la Unesco.
Por otra parte, el Consejo de Seguridad de la ONU aumentó un punto más la presión sobre Israel con la celebración de una reunión dedicada exclusivamente a denunciar la ilegalidad de los asentamientos en territorio palestino y con varios miembros urgiendo a tomar medidas contra el país.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico