Italia sigue temblando: hubo más de 1.100 réplicas y nuevos derrumbes

El terremoto dañó localidades históricas en la región de los Apeninos y provocó daños en Roma, aunque afortunadamente no se registraron muertos, en parte porque muchas localidades ya habían sido evacuadas tras el fuerte terremoto de agosto, en el que fallecieron 298 personas.

La tierra en Italia sigue temblando: ya se registraron más de 1.100 réplicas en la región afectada por el terremoto del domingo y casi una veintena de esos temblores tuvo una magnitud mayor a 4, informó hoy el servicio nacional de sismología INGV.
La réplica más fuerte, de magnitud 4,8, ocurrió esta mañana y provocó nuevos derrumbes de edificios, informó la agencia alemana DPA.
"Se necesitará tiempo pero lo conseguiremos, no hay varita mágica alguna", advirtió el primer ministro Mateo Renzi al referirse a la reconstrucción de las áreas afectadas.
"Es un calvario, no para", comentó por su parte Marco Rinaldi, alcalde de Ussita, el pueblo que fue azotado el domingo por un sismo de magnitud 6,5, el más fuerte desde 1980.
También el alcalde de Castelsantangelo sul Nera, Mauro Falcucci, reportó nuevos daños: "Aquí se está derrumbando todo. Y lo que no se cae, no es estable. El pueblo parece arrasado", dijo.
Según el servicio de sismología, el movimiento telúrico del domingo deformó una superficie de 130 kilómetros cuadrados y el mayor desplazamiento, que fue de 70 centímetros, se registró en la localidad de Castelluccio.
Renzi prometió el lunes a las decenas de miles de personas que quedaron sin casa una reconstrucción completa de las viviendas, pero Italia está muy endeudada y tiene un conflicto abierto con la Comisión Europea por sus planes presupuestarios.
"Si Italia no puede emprender la reconstrucción porque así infringe las normas de la Unión Europea (UE), entonces es que nos hemos vuelto locos", dijo Renzi.
Las personas sin hogar fueron trasladadas a albergues y hoteles en la región, mientras que cientos de ellas pernoctaron en un tren y muchas durmieron en sus vehículos porque no querían abandonar su localidad, sus granjas o sus animales.
En las áreas de montaña afectadas ya se siente el frío, por lo que más de 15.000 personas fueron llevadas a los almacenes de protección civil, informaron las autoridades.
Asimismo, tan sólo en la región de Las Marcas se estima que unas 25.000 personas se quedaron sin hogar, mientras que en Umbria serían unas 5.000.
El terremoto dañó localidades históricas en la región de los Apeninos y provocó daños en Roma, aunque afortunadamente no se registraron muertos en parte porque muchas localidades ya habían sido evacuadas tras el fuerte terremoto de agosto, en el que fallecieron 298 personas.
Además sufrieron daños numerosos bienes culturales, como el histórico puente Mazzini sobre el Tíber, que une el barrio de Trastévere con el centro histórico de Roma y fue cerrado temporalmente.
La basílica de San Pablo Extramuros, mientras tanto, está siendo analizada por los expertos ante posibles daños, y permanecen cerradas dos iglesias en el centro: la de San Francisco en el barrio Monti y la de plaza de San Eustaquio, especialmente frecuentada por turistas, ya que se encuentra en las inmediaciones del Panteón.
Las escuelas y los jardines de infantes permanecerán cerrados hasta que se hayan revisado posibles daños.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico