Joaquín Suárez fue condenado por homicidio agravado y le pidieron hasta 18 años de prisión

Joaquín Suárez fue declarado penalmente responsable del delito de homicidio simple y agravado por el uso de arma de fuego, por el hecho que tuvo como víctima a su primo Matías. Ayer, durante el juicio de cesura, la Fiscalía pidió una pena de 13 años; la querella 18 y la defensa 10 años y 8 meses, el mínimo contemplado para esa figura penal. El tribunal dirá el lunes a las 10:30 la cantidad de años que deberá pasar en prisión y si confirma el mantenimiento de la medida de coerción.

Tal como informó El Patagónico en forma exclusiva, durante la jornada del miércoles se llevaron a cabo los alegatos del juicio al que fue sometido Joaquín Isaías Suárez (25), acusado por el homicidio de su primo Matías Suárez (26), hecho que tuvo lugar el 3 de agosto del año pasado en el barrio Quirno Costa, donde víctima y victimario tenían sus domicilios enfrentados sobre la calle Pasteur.
En esa oportunidad la Fiscalía, representada por la fiscal general Camila Banfi, y la querella, a cargo del abogado Sergio Romero, pidieron al tribunal que declare a Joaquín penalmente responsable del delito de homicidio simple y agravado por el uso de arma de fuego.
En tanto, los defensores Mauro Fonteñez y Patricio Ferrazano solicitaron que se califique el caso como homicidio simple. Ello luego de que su cliente confesara la autoría del hecho y le pidiera perdón a la familia.
Ayer a las 11, las partes se volvieron a reunir convocadas por el tribunal que preside la juez Gladys Olavarría y se completa con Miguel Ángel Caviglia y Alejandro Soñis. Allí se conoció que ese cuerpo colegiado declaró penalmente responsable a Joaquín Suárez por el delito de homicidio simple y agravado por el uso de arma de fuego, por lo que se avanzó con la imposición de pena.
En tal sentido, la Fiscalía solicitó 13 años de prisión y el mantenimiento de la medida de coerción, mientras que el acusador privado se alejó mucho más y pidió una pena de 18 años.
Por su parte la defensa reclamó el mínimo de la pena, la cual se ubica en 10 años y 8 meses de prisión.
Tras escuchar a las partes, el tribunal pasó a deliberar y dictó un cuarto intermedio hasta el lunes a las 10:30, ocasión en la que dará a conocer el monto de la pena que deberá cumplir el condenado que mató a su primo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico