Joaquín Suárez será juzgado por el homicidio de su primo Matías

La audiencia preliminar de juicio contra Joaquín Suárez "acusado por el homicidio de su primo Matías Suárez" se llevó a cabo finalmente ayer. La misma debió realizarse el 25 del mes pasado, pero se postergó por el cambio de la defensa del acusado. La causa fue elevada a juicio con la calificación de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y las pretensiones punitivas de los acusadores público y privado oscilan entre los 13 y 18 años.

Joaquín Isaías Suárez (24) será juzgado por el homicidio de su primo Matías Suárez (26), ocurrido el 3 de agosto del año pasado en el barrio Quirno Costa. Fue durante la audiencia preliminar que se desarrolló ayer en la Oficina Judicial, tal como lo adelantó El Patagónico el 26 del mes pasado. El día anterior debió haberse realizado esa audiencia de ofrecimiento de pruebas, pero la misma se postergó a pedido del imputado, quien en ese acto presentó a su nuevo defensor.
Ayer, Suárez fue asistido por el abogado particular Mauro Fonteñez, mientras que el Ministerio Público Fiscal fue representado por el funcionario de Fiscalía, Cristian Olazábal. El tribunal, en tanto, fue presidido por la juez penal, Raquel Tassello, mientras que la parte querellante contó con el patrocinio del abogado Sergio Romero.
En un primer momento Olazábal ratificó la pieza acusatoria presentada y recordó que el hecho ocurrió el 3 de agosto de 2016, aproximadamente a las 17, cuando la víctima salía de su domicilio de la calle Luis Pasteur, junto a un amigo. Allí se presentó su primo, Joaquín, quién bajó de un auto, se le acercó y tras increparlo le efectuó un disparo de arma de fuego en el rostro; luego volvió a su auto y se fue del lugar.
La víctima fue trasladada por familiares al Hospital Regional donde a las 17:40 perdió la vida como consecuencia de un shock hemorrágico irreversible por herida de arma de fuego. El hecho fue calificando como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, en calidad de autor para Joaquín Suárez. La pretensión punitiva de la Fiscalía, en caso de ser declarado penalmente responsable, es de 13 años de prisión.
Por su parte el querellante Sergio Romero, con patrocinio letrado de la madre de la víctima de apellido Araya, adhirió en forma íntegra al hecho y la calificación legal enunciada por el funcionario de Fiscalía, aunque discrepó con la pretensión punitiva, la cual a su entender corresponderían 18 años de prisión para el imputado.
Seguidamente, el defensor Fonteñez hizo alusión al principio de inocencia y dejó sentada su oposición a la calificación legal ya que “no se debería aplicar el agravante del uso de arma de fuego” porque entiende que afecta garantías constitucionales y sería juzgado dos veces por un mismo hecho. Por lo tanto, solicitó que no se aplique el agravante del uso de arma de fuego y se eleve la causa a juicio por homicidio simple.
Finalmente se realizó el ofrecimiento de prueba testimonial y documental de las partes, tras lo cual la jueza Tassello resolvió elevar la acusa a juicio oral y público en base al hecho y la calificación legal de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”. Asimismo, decretó la prisión preventiva del imputado, tal como lo solicitaran los acusadores público y privado, hasta el debate.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico