Joaquín Suárez será juzgado desde el lunes por el homicidio de su primo

Joaquín Isaías Suárez será juzgado a partir del lunes y el debate se extenderá durante toda la semana. Se trata del joven que fue acusado por el homicidio de su primo Matías Suárez, ocurrido en agosto del año pasado en el barrio Quirno Costa. La Fiscalía pretende una pena de entre 13 y 18 años de prisión.

El juicio oral y público contra Joaquín Isaías Suárez comenzará el lunes a las 8 en la sala principal de audiencias de la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia, debate que será conducido por el tribunal colegiado que estará integrado por los jueces Miguel Angel Caviglia, Alejandro Soñis y Gladys Olavarría.
La investigación del caso estuvo a cargo de la fiscal general Camila Banfi, quien acusó a Joaquín Suárez (25) por el delito de homicidio simple y agravado por el uso de arma de fuego, fijándose una pretensión punitiva que no podrá ser inferior a los 13 años, ni superior a los 18.
El acusado será asistido por el abogado particular, Mauro Fontéñez, a quien nombró luego del cambio de defensa que se realizó antes de la audiencia preliminar de juicio, celebrada en febrero ante la juez natural de la causa, Raquel Tassello y el abogado de la querella, Sergio Romero.
Hay que recordar que el crimen ocurrió el 3 de agosto del año pasado, alrededor de las 17, cuando la víctima Matías Suárez (26) salía de su domicilio de la calle Luis Pasteur, junto a un amigo. Según la Fiscalía, allí se presentó su primo, Joaquín, quién bajó de un auto se le acercó y tras increparlo le efectuó un disparo en el rostro, luego regresó al auto y se fue del lugar.
La víctima fue trasladada por familiares al Hospital Regional donde a las 17:40 perdió la vida como consecuencia de un shock hemorrágico irreversible por herida de arma de fuego. El caso fue calificado como "homicidio agravado por el uso de arma de fuego", en calidad de autor para Joaquín Isaías Suárez.
Mientras, el querellante Sergio Romero, con patrocinio letrado de la madre de la víctima de apellido Araya, adhirió en forma íntegra al relato y la calificación legal enunciada por el funcionario de fiscalía, aunque discrepó con la pretensión punitiva, la cual a su entender corresponderían 18 años de prisión para el imputado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico