Joey tiene seis meses y es la reina de Instagram

La fotógrafa estadounidense Laura Izumikawa convirtió a su pequeña hija en una de las modelos más seguidas en las redes sociales. La cuenta de la pequeña cosplayer tiene casi 500 mil seguidores.

Se acerca Halloween, una celebración de orígenes foráneos, pero que cada vez copta más adeptos, sin importar la edad. Esta 'fiebre' por vestirse como otras personalidades -o incluso objetos- no es solo argentina, donde se realiza uno de los encuentros de disfraces más grandes del mundo, sino de todos los continentes.

En Estados Unidos, país donde Halloween tiene más seguidores, la fotógrafa Laura Izumikawa fue un poco más allá y eligió a su hija, Joey Marie Choi, de seis meses, como musa y modelo.

Embed

I'm so #Thor from carrying this hammer.

A photo posted by Laura Izumikawa (@lauraiz) on


Izumikawa comenzó cuando su bebé tenía apenas dos meses. La técnica era sencilla, esperar que Joey se durmiese y allí emprender la delicada tarea de disfrazarla sin que se despierte.

Embed

I'll have a butterscotch sundae, I guess. | #wesanderson

A photo posted by Laura Izumikawa (@lauraiz) on


La mayoría de los atuendos hacen referencia a la cultura pop y van desde íconos del rock, como Slash y su inconfundible melena, hasta Eleven, el personaje de la serie del momento Stranger Things.

Embed

I feel the need...the need for sleep! #TopGun | onesie by @thewishingelephant

A photo posted by Laura Izumikawa (@lauraiz) on


Pero Izumikawa no es la precursora en este tipo de fotografía, conocido como Newborn, que coloca a los recién nacidos en situaciones imaginarias, mágicas y, por supuesto, estéticamente hermosas y tiernas.

La pionera en Newborn es Anne Geddes, una consagrada fotógrafa norteamericana, que durante la década de los '90 ganó fama, prestigio y dinero gracias a sus retratos infantiles, en los que los niños se convierten en abejas, mariposas, hadas y otro personajes fantásticos.

Embed

En este caso, Izumikawa es una especialista en Lifestyle, arte en el que se destaca desde hace más de una década en Carolina del Sur.


"Me pasaría todo el día mirando solo su cara, día y noche, porque estoy enamorada de mi hija", dijo Izumikawa.

Embed

A kimono flew around my room before you came

A photo posted by Laura Izumikawa (@lauraiz) on

The new punk rock. Just add an iPhone

A photo posted by Laura Izumikawa (@lauraiz) on


"Debido a que Joey duerme tan profundo pensé que sería divertido añadirle pequeños detalles solo para enviarselo a sus abuelos. Era, al principio, una manera de recordar su crecimiento".

Embed

Lo que comenzó como un juego familiar, terminó convirtiéndose en un fenómeno viral y su cuenta de Instagram pasó de tener algunos cientos de seguidores a estar cerca de los 500 mil.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico