Jonathan Barros, entre la decepción y la preocupación

El boxeador argentino confesó sentirse "decepcionado" por la suspensión de la pelea que debía afrontar anoche con el galés Lee Selby en Las Vegas y "preocupado" por su salud, luego de frustrarse la búsqueda del título Pluma de la FIB por orden de la Comisión Atlética del Estado de Nevada, que le detectó un positivo de "hepatitis C" en un análisis previo.

El púgil argentino Jonathan Barros se mostró ayer "decepcionado" por la suspensión de la pelea que debía afrontar anoche con el galés Lee Selby en Las Vegas y "preocupado" por su salud, luego de frustrarse la búsqueda del título Pluma de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) por orden de la Comisión Atlética del Estado de Nevada, que le detectó un positivo de "hepatitis C" en un análisis previo.
"Esto me pone muy mal. He trabajado tanto para esta pelea y que se caiga así es muy duro. Obviamente estoy preocupado por mi salud. Si (la enfermedad) es real, me va a cortar la carrera y de ser mentira, sería una maldad muy grande", señaló el boxeador al Diario Uno de Mendoza.
"Mi familia se preocupó mucho. Yo me siento bien y espero los resultados de los análisis. Ojalá que todo haya sido un error", comentó Barros, que esperará el resultado de la contraprueba junto a su técnico Pablo Chacón –ex campeón pluma OMB–, el preparador físico Pablo Stahringer y el promotor Osvaldo Rivero.
"El Yoni" Barros, ex campeón pluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), primero en el ranking de la FIB, iba a disputar el cinturón de esa división ante el titular galés Selby en el MGM Grand Arena de Las Vegas.
Pero sorpresivamente, cuando concurrió a realizar el pesaje, la Comisión Atlética de Nevada dio el informe sobre el "positivo" del examen de "hepatitis C" y por lo tanto no autorizó la realización del pleito.
"Esto es terrible por donde se lo mire. Si 'Yoni' está enfermo es algo terrible, porque la enfermedad podría significar el final de su carrera deportiva y hasta con riesgo de vida", se preocupó Rivero.
"Si es una mentira, y para eso pedimos la contraprueba, estamos ante una estafa única y un acto de piratería sin precedentes. Ahora lo importante es quedarnos tranquilos por su salud. Me interesa hacerle los estudios acá y cuando regresemos a Argentina. Si dan negativo, ya voy a arreglar las cosas con la gente de la FIB", avisó Rivero.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico