Jorge Newbery y Huracán se reservaron todo para el final

Igualaron 1-1 en el barrio 9 de Julio, por la tercera fecha del torneo Federal B. En un partido flojísimo, Jeremías Asencio abrió la cuenta para el "Globo" a los 47' del complemento y el ingresado Jorge Aynol empató de penal a los 54'. En el medio, los jugadores protagonizaron incidentes y vieron la roja Mauro Villegas en el "Aeronauta" y Ezequiel Llesona en la visita.

por Lorenzo Martins
l.martins@elpatagonico.net

Jorge Newbery y Huracán empataron 1-1 ayer en "La Madriguera", por la tercera fecha de la zona B del torneo Federal B, en un partido que tuvo todas las emociones en tiempo adicionado: goles, incidentes entre jugadores, un penal polémico y expulsados.
Con este resultado, el "Aeronauta" pasó a ser uno de los líderes con 4 unidades, junto a la Comisión de Actividades Infantiles y Olimpia Juniors. Por su parte, el "Globo" sólo suma empates en el certamen y tiene 3 puntos.
El clásico fue apático, y la afirmación de que "todo pasó en el final" es literal. Huracán fue un poco más en la etapa inicial. Un poco, nada más, por un remate de Lucio Barroca que dio en el travesaño y porque nunca se replegó.
El equipo de Jorge Montesino ganó el mediocampo e intentó potenciar su juego aéreo, en tanto que los de Jorge Bersán, prácticamente, ni atacaron. Cuando el dueño de casa llegó con claridad por primera vez, a los 40' Lucas Sergi convirtió en posición adelantada y el gol fue anulado.
El complemento no varió demasiado, aunque Huracán ya no fue el mismo y decidió cuidar el empate, mientras que Newbery tampoco hacía mérito como para cambiar la historia.
Parecía que el clásico pasaría sin pena ni gloria, pero quedaba lo mejor para el epílogo. De una individualidad, se abrió el marcador a los 47'. Jeremías Asencio recibió un pase de Barroca, encaró entre los defensores y definió de manera exquisita para enmudecer a toda "La Madriguera".
La alegría no duró demasiado en el cuadro del barrio Industrial, porque dos minutos más tarde se produjo la polémica. El ingresado Jorge Aynol encaró en el área visitante y cayó cuando el arquero Matías Llanos fue a arrebatarle la pelota a los pies. Juan Manuel Linares, de correcto arbitraje en general, cobró penal y las protestas de todo Huracán no tardaron en hacerse oír.
Se generó un tumulto entre jugadores, volaron trompadas, hubo agarrones, empujones e insultos. El resultado: expulsiones para el delantero Mauro Villegas en el "Aeronauta" y el defensor Ezequiel Llesona en el "Globo", a los 51'.
El penal se ejecutó a los 54' y Aynol se dio el gusto de volver a ser el verdugo del archirrival. El gol de "Coky" desató la locura en las tribunas, en la cancha y en el banco de suplentes, y ahí nomás se terminó el partido.
El partido fue malo, el resultado fue justo y las emociones fuertes estuvieron a la orden del día en un tramo de apenas ocho minutos. El operativo de seguridad funcionó a la perfección y, fuera de la cancha, no hubo que lamentar incidentes. El empate conformó más a Newbery que a Huracán, más allá de que rescatar un punto de visitante en un clásico no es mal negocio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico