Jornada de alegatos por el homicidio del español Expósito Moreno

Se desarrolló la primera jornada de alegatos en el juicio por el homicidio del ciudadano español Domingo Expósito Moreno que tiene como imputados a Sergio Solís y Nadia Kesen. El fiscal solicitó la responsabilidad penal de Solís en base al delito de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego y por alevosía, en calidad de autor material"; en tanto que para Kesen "homicidio agravado por ser cometido contra una persona que mantuvo una relación de pareja, en calidad de instigadora".

El fiscal en su alegato consideró que quedó probado a lo largo del debate la materialidad y autoría del ilícito en cabeza de los imputados Kesen y Solís. En tanto recordó que aquel 25 de junio del 2014 la víctima arribó a su casa junto a Carolina Gayá y su hijo. Afuera los esperaba Solís a bordo de un Gol, con el motor encendido y las luces apagadas. Éste descendió del asiento del conductor y empuñando un revólver Magnum con sus dos manos, efectuó cinco disparos contra Expósito Moreno.

Según ind8icó el fiscal, la materialidad del hecho quedó acreditada con el certificado de defunción y la autopsia que estableció que su muerte se produjo por paro respiratorio traumático provocado por paso de proyectil que ingresa por el omóplato. Cuando llegaron al domicilio reconocieron el Gol ya que lo habían visto estacionado anteriormente en la casa de Kesen e intuyeron que algo estaba pasando. Domingo alcanzó a decir "qué pasa". Desde un primer momento Carolina le refirió a la policía que sabía que la persona que manejaba ese auto era Solís. Además detalló que según el testimonio de la anterior propietaria del vehículo en cuestión lo adquirieron los imputados en mayo de 2014. El vehículo era propiedad de los acusados y fue utilizado al momento del hecho, concluyó el fiscal. También sostuvo que quedó acreditado y no hay dudas que la persona que conducía el vehículo era Sergio Solís. En este punto recordó que el propio imputado le dijo a un amigo que se "había mandado una cagada".

Respecto de la pericia psiquiátrica realizada a Solís estableció que tiene una personalidad con rasgos de carácter narcisista y obsesivo. Tiene baja tolerancia a la frustración y es muy impulsivo. Además de que puede ser manipulado, se estableció.

En cuanto al móvil del homicidio el fiscal se refirió a la conflictividad de la historia de pareja entre la imputada Kesen y Expósito Moreno en España y la pelea por la tenencia de la hija que comparten. En este marco, recordó que Kesen vino a la Argentina trasladando a la menor sin autorización del padre. Se inició un proceso judicial de restitución con una sentencia favorable para Expósito Moreno, ésta fue apelada por Kesen ante la Cámara y finalmente el Superior Tribunal de Justicia de la provincia resolvió que se debía cumplir con la sentencia de primera instancia. Luego vinieron las maniobras para que la víctima no pueda ver a su hija y la denuncia del presunto abuso por parte de Carolina Gayá, que nunca fue denunciado. "Ni en pedo me subo a ese avión" le escribió Kesen a su tía, "sino plan B" que era simular el robo del pasaporte. También se ventilaron frases como "yo sé de un sicario" y "todos lo quieren muerto" en referencia a la víctima. "A Kesen no le quedaba otro camino que viajar a España con la posibilidad de perder la custodia de su hija. Siempre la conducta de la imputada fue la de evadir y sortear ese viaje a España", indicó.

Presidió el acto Mariano Nicosia quién junto a Jorge Odorisio y Daniela Arcuri integraron el tribunal de debate; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Adrián Cabral, fiscal general; la querella en representación de Carolina Gaya y los padres de la Víctima presentes en la sala fue ejercida por Sergio Romero. La defensa de Kesen y fue ejercida por Guillermo Iglesias y la de Solís por Lucía Pettinari, abogado particular y defensora pública respectivamente. También se hizo presente una profesional del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito.

Para mañana martes se esperan los de las defensas.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico