José López "escucha voces", pero "está lúcido y apto para declarar"

La conclusión de la psiquiatra es que no presenta ninguna patología, está ubicado en tiempo y espacio. Lo único que tenía era una leve alteración en la presión arterial.

La abogada Fernanda Herrera, defensora del ex secretario de Obras Públicas José López, aseguró que el ex funcionario kirchnerista "escucha voces, está delirando y con ataques de pánico", pero los médicos que evaluaron su estado de salud en el hospital de General Rodríguez aseguraron que "está lúcido y apto para declarar".
En la puerta de la sede judicial del municipio bonaerense, Herrera habló sobre la salud de López tras ser detenido in fraganti el martes mientras el ex funcionario intentaba deshacerse de casi 9 millones de dólares en un convento de General Rodríguez.
"López no está bien de salud y no puede declarar en estas condiciones", contó la letrada, y agregó: "Tiene alucinaciones. Está con un ataque de pánico y a los gritos".
Herrera también aseveró que el ex número dos de Julio De Vido "escucha voces, está delirando" y, por eso, pidió una pericia psicológica.
A su turno, los médicos que atendieron a López en el hospital adonde fue trasladado afirmaron que se encuentra "lúcido" y que no presenta ninguna lesión.
Patricio Díaz, jefe de guardia, señaló que "se realizaron controles clínicos, neurológicos y psiquiátricos y no se encontró ninguna lesión. La conclusión de la psiquiatra es que no presenta ninguna patología, está ubicado en tiempo y espacio. Lo único que tenía era una leve alteración en la presión arterial", señaló el médico, quien agregó que se le realizó una tomografía computada.
"Está lúcido, respondiendo a órdenes y sugerimos un control en 48 horas", dijo, y sostuvo que "en principio, para nosotros, está apto para declarar, por eso lo estamos externando", sostuvo.
En tanto, el juez federal Daniel Rafecas ordenó el embargo preventivo de todos los bienes del detenido ex funcionario kirchnerista José López y su entorno familiar, como así también el congelamiento de sus cuentas bancarias, al aceptar un pedido del fiscal federal Federico Delgado. Además, se llevan a cabo varios allanamientos en sus propiedades en busca de más dinero.
Delgado lo requirió en el marco de la causa en la que se investiga por presunto enriquecimiento ilícito al ex secretario de Obras Públicas de la Nación, virtual número dos del ministro de Planificación Federal durante los tres mandatos presidenciales del Frente para la Victoria, Julio De Vido.
El pedido de estas medidas, alcanza no sólo a López -detenido desde el martes, cuando fue encontrado in fraganti en el momento en el que arrojaba bolsos con dinero y relojes adentro del predio de un monasterio en el partido bonaerense de General Rodríguez- sino también a su esposa, María Amalia Díaz, y su suegra, Lucila Corvalán de Díaz.
A todos ellos, el fiscal Federico Delgado solicitó que se les trabe un "embargo preventivo" sobre todos sus bienes y que se disponga "el congelamiento de todas las cuentas bancarias registradas a nombre de ellos, de acuerdo a lo previsto en el artículo 518 del Código Procesal Penal y 23 del Código Penal".
El martes, una vez conocida la detención de López y las circunstancias en las que se produjo, el representante del Ministerio Público Fiscal había solicitado la detención del ex funcionario, que, luego, ordenó el juez federal Rafecas, a cargo del expediente por presunto enriquecimiento ilícito del ex número dos de De Vido.

SECRETO DE SUMARIO
Rafecas dispuso el secreto de sumario en el expediente y pidió al Juzgado de Garantías número 2 de Moreno que se inhiba de seguir interviniendo en lo que respecta a la investigación del dinero que López procuraba esconder ayer a la madrugada en un monasterio de General Rodríguez para que eso se acumule en el expediente que investiga su enriquecimiento ilícito.
Asimismo, la fiscal Alejandra Rodríguez, de la UFI 10 de General Rodríguez, ordenó una serie de allanamientos y pidió una serie de medidas de prueba "con el fin de no dejar pasar el tiempo"- según indicaron a Télam fuentes judiciales-, ya que acusa a López de "tenencia de arma de fuego, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito".
La fiscal ordenó tres allanamientos en propiedades de López, una de ellas en la que vivía el ex funcionario junto a su familia, en las inmediaciones de la zona del dique Luján, en Tigre. También se realizan operativos en Tucumán, provincia de la que es oriundo, y en la ciudad santacruceña de Río Gallegos, dónde vivió y comenzó su carrera en la gestión pública.
Allí la fiscal, según contaron a Télam fuentes judiciales, quiere saber "si hay más dinero escondido" o bien si el dinero que se le secuestró en su poder "estuvo en alguna de esas propiedades". En este punto la fiscal tiene dudas acerca de si el dinero, López lo estaba sacando del monasterio o lo estaba llevando para esconderlo.
Por otra parte, ordenó el secuestro de las grabaciones de las cámaras de seguridad del municipio de Tigre, en donde se pueda verificar si López salió desde esa casa del dique Lujan, la madrugada que se dirigió a General Rodríguez. En el mismo sentido, ordenó los peritajes de los teléfonos móviles de López, además de los teléfonos fijos de las propiedades allanadas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico