José López se negó a declarar ante Rafecas

Al arribar a Tribunales, el ex secretario de Obras Públicas de la Nación protagonizó escenas de gran nerviosismo. A los gritos amenazó con autolesionarse. Incluso los efectivos policiales que lo custodiaban denunciaron que pidió cocaína. Su abogada desmintió que haya intentado declararlo insano como estrategia para que no prestara declaración ante el juez.

El ex secretario de Obras Públicas, José López, se negó a declarar ante el juez Daniel Rafecas, en el marco de la causa que lo investiga por enriquecimiento ilícito. Al arribar a los tribunales de Comodoro Py, López protagonizó escenas de gran nerviosismo luego de que a los gritos amenazara con autolesionarse y no subir al despacho del juez. Más tarde, fue trasladado al penal de Ezeiza.
Previamente a encontrarse cara a cara con Rafecas, el ex funcionario mantuvo una reunión con su abogada, Fernanda Herrera, a quien ratificó al frente de su defensa, luego de que trascendiera que la letrada no poseía domicilio en Capital Federal.
López arribó a los tribunales de Comodoro Py ayer a la mañana, donde en un primer momento se negó a los gritos a declarar ante el juez, y amenazó con autolesionarse.
Escoltado por un fuerte operativo de seguridad, que lo trasladó desde la fiscalía de General Rodríguez, López se mostró en "estado de shock" y hasta pidió cocaína a los efectivos policiales que lo acompañaban. Fuentes judiciales también aseguraron que López dijo desconocer su fecha de nacimiento.
Durante la audiencia, el juez comenzó a explicarle sus derechos y, cuando le preguntaron datos personales como la fecha de nacimiento, el ex funcionario se mostró confuso y dijo no recordarla, declaró domicilio real en Tucumán y tampoco recordó los motivos de una condena penal que ya tuvo en su contra.
Según el acta de la audiencia a la que accedió la agencia Télam, Rafecas acusó a López por supuesto enriquecimiento ilícito entre el 28 de mayo de 2003 al 9 de diciembre de 2015, es decir durante toda su gestión en el gobierno nacional como número dos del ex ministro De Vido. "Fue un acto procesal normal, López estaba compensado", sostuvo Rafecas.
Su abogada señaló que López "no está loco". Y descartó que se haya intentado declararlo insano como estrategia por parte de la defensa para que el detenido no preste declaración ante el juez.
En declaraciones al periodismo, Herrera afirmó que tras hablar con López llegaron "a la discusión de que realizará la declaración más adelante".
La abogada también sostuvo que López "es muy reservado y medido con sus palabras". Y agregó que su cliente "está estresado y con un grado de ansiedad muy alto, aislado y sufriendo la falta de su familia".
El miércoles, el Juzgado de Rafecas libró oficios a los distintos registros de la propiedad automotor e inmueble del país para disponer la inhibición general de los bienes atribuidos a López, su esposa Amalia Díaz; y su suegra Lucila Amalia Corvalán de Díaz.
En este marco, Rafecas dispuso una serie de allanamientos simultáneos en las ciudades de Río Gallegos, Calafate, Tigre y la provincia de Tucumán, donde aparecen inmuebles atribuidos al ex funcionario. Estuvieron a cargo de efectivos de la Policía Federal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico