Jürgen Klinsmann: "no le tenemos miedo en absoluto"

"Estamos totalmente preparados para jugar contra la Argentina y dar una super pelea, es uno de los mejores del mundo y sabemos que cuenta con el gran astro Lionel Messi, pero esto será un solo partido y puede pasar cualquier cosa", advirtió.

El entrenador de la selección de fútbol de Estados Unidos, el alemán Jürgen Klinsmann, afirmó ayer que no le teme a la Argentina, su rival de mañana en una de las semifinales de la Copa América Centenario, a jugarse en el NRG Stadium de Houston y que definirá al primer finalista del certamen.
El director técnico alemán, de 52 años, aseguró que están "listos para morder, pelear, perseguirlos y estar sobre ellos. No les tenemos miedo en absoluto".
Klinsmann habló en las instalaciones del Houston Sports Park, minutos antes del entrenamiento con la selección norteamericana.
"Ya tuvimos en apuros a Ronaldo y a la selección de Portugal en Manaos, y hasta el minuto 93 les ganábamos 2-1 (en alusión al encuentro en el Mundial de Brasil 2014 cuando igualaron 2-2 y eliminaron a los lusitanos de la Copa del Mundo); si repetimos eso y sumamos un poco más, será divertido", anticipó el ex futbolista, de cara al decisivo choque de mañana.
Argentina se clasificó el sábado a semifinales tras golear 4 a 1 a Venezuela, al tiempo que el anfitrión de la Copa venció el jueves 2 a 1 a Ecuador, en los cuartos de final, por lo cual contará con dos días más de descanso.
"Estamos totalmente preparados para jugar contra la Argentina y dar una super pelea, es uno de los mejores del mundo y sabemos que cuenta con el gran astro Lionel Messi, pero esto será un solo partido y puede pasar cualquier cosa", sostuvo el ex delantero de Stuttgart y Bayern Munich (Alemania), Internazionale y Sampdoria (Italia), Mónaco (Francia), y Tottenham Hostpur (Inglaterra).
Klinsmann también condujo al seleccionado germano entre 2004 y 2006, y al Bayern Munich, entre 2008 y 2009, antes de asumir en los Estados Unidos, en 2011.
La selección estadounidense se entrenó ayer bajo un intenso calor en las afueras de Houston, con una sensación térmica de 38 grados.
Por su parte, el combinado argentino arribó ayer la ciudad (la más poblada del estado de Texas y la cuarta más habitada de Estados Unidos) y se alojó en el Hotel Four Seasons, al tiempo que se entrenará en una sola ocasión previo al partido de semifinales, en el mismo Houston Sports Park, perteneciente al club Dynamo, que juega en la Major League Soccer (MLS) en la Conferencia Oeste.
Argentina y los Estados Unidos se enfrentaron hasta el momento en nueve ocasiones. El combinado albiceleste ganó cinco partidos, mientras que los norteamericanos vencieron en dos partidos y empataron los dos restantes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico