Juan Linares: "el clásico puede ser el despegue en lo personal"

El juez de 27 años se prepara para dirigir por primera vez en el torneo Federal B nada más y nada menos que en el clásico de Comodoro Rivadavia entre Jorge Newbery y Huracán. El partido se jugará el domingo desde las 15 en el barrio 9 de Julio.

por Carlos Alvarez
c.alvarez@elpatagonico.net

Juan Manuel Linares está ansioso. Quiere que sea domingo para dirigir, pero faltan unas horas para el clásico comodorense por la 3ª fecha del torneo Federal B. El árbitro de fútbol nacido hace 27 años en El Calafate llegó a Comodoro Rivadavia a los 14, y antes de comenzar el curso jugó a la pelota en un club de zona norte y llegó a jugar en Reserva hasta que una lesión lo alejó de las canchas.
En 2010 estuvo seis meses alejado de las canchas por un desgarro, y en ese momento comenzó a trabajar en la Fuerza Aérea donde conoció a varios árbitros, y se interiorizó del curso. El trabajo fue la prioridad en ese momento, y a la par empezó a estudiar.
Con casi siete años en el referato dirigió partidos por el Federal C, pero el domingo no sólo debutará en el Federal B, sino que será el juez principal del clásico comodorense. "Estoy sorprendido, pero muy contento por la designación. Sabía que estaba entre los que podían dirigir, pero la verdad que no me lo esperaba. Hablando con algunos colegas me decían que este me tocaba a mí, y el miércoles cuando se confirmó, me llamaron enseguida", comentó Linares en una charla con El Patagónico en la tarde de ayer.
Confiesa que su intención es pasar desapercibido durante el partido. Tendrá como asistentes a Nicolás Ibarnegaray y Diego Schooff, y reconoce que hablará antes de salir a la cancha con los capitanes. "Lo que yo pretendo es que se juegue como si yo no estoy. He hablado con colegas que han dirigido varios clásicos, y sabemos que hay jugadores y jugadores. Nos conocemos, y también tengo en claro quiénes son los que hablan, los que simulan, y hay que estar atento a eso", admitió.
Luego de estar en cinco clásicos le llegó el momento a Linares de ser el árbitro principal, y lo vive de una manera muy particular. Habla de pasar desapercibido, como tiene que ser, pero al pasar deja una frase. "Me siento como un avión en cabecera. Siento internamente que puede ser el despegue pero también puede ser que me estrelle si algo sale mal", y larga una carcajada.
El domingo llegarán dos horas antes a la cancha de Jorge Newbery con sus dos colaboradores. "Siempre me gusta llegar con mucha anticipación. Me ha tocado estar en varios clásicos como asistente, pero nunca como árbitro principal. Nunca me fijo el entorno, siempre me concentro en el partido. Soy de hablar una vez y de ahí a las tarjetas que están para imponer respeto", subrayó el árbitro del clásico.
Juan Manuel Linares ha hecho un curso de admisión con más de cien aspirantes a árbitros nacionales el año pasado, y le faltó pasar un nivel, el examen final, algo que buscará aprobar en el 2018. "Estuvimos en Buenos Aires entrenando en el predio de AFA, con 'profes', y eso es lo que me llevo. Una linda experiencia y ojalá pueda repetir esa experiencia con árbitros de todo el país. Habíamos quedado cerca de 80 y empezamos a cursar lo que es reglamento. Hicimos un trabajo de cinco consignas durante la mañana y la tarde, para exponerlo a última hora. Los sábados hacíamos trabajos de campo en el predio de AFA en Ezeiza. Mi intención es seguir creciendo en el arbitraje por eso digo que el clásico puede ser el despegue en lo personal. Para mí es un desafío personal", reconoció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico