Juez federal de Esquel procesó a los dos sospechosos del incendio en Los Alerces

Como viven dentro de la jurisdicción del Parque, además les ordenó que "fijen un domicilio alternativo para residir en Esquel o Trevelin, de donde no podrán mudarse sin previo aviso al juzgado". Además, deben concurrir todos los meses "a la seccional de la Policía Federal más cercana a ese domicilio".

El juez federal de Esquel, Guido Otranto, dejó ayer en libertad al sospechoso de haber iniciado focos de incendio en el Parque Nacional Los Alerces (PNLA), aunque dictó su procesamiento por ese delito, al tiempo que le prohibió acercarse al área protegida, mientras dura el proceso judicial, informó el juzgado.
Además, el magistrado dispuso el procesamiento del hijo del sospechoso, de 17 años de edad, considerándolo como coautor de incendio de bosques en grado de tentativa, y al igual que su padre recibió un embargo sobre sus bienes "hasta cubrir la suma de 5.000 pesos respecto de cada uno de ellos".
Como viven dentro de jurisdicción del Parque, además les ordenó que "fijen un domicilio alternativo para residir en la ciudad de Esquel o de Trevelin, del que no podrán mudarse sin previo aviso al juzgado", y que concurran todos los meses "a la seccional de la Policía Federal más cercana a ese domicilio".
Ambos fueron detenidos mientras escapaban de un sector cercano a Villa Futaleufú, en donde habían sido detectados nuevos focos, cerca del incendio que desde el 21 de enero consumió 1.820 hectáreas de bosques nativos.
Otranto informó que las pruebas incorporadas en esta etapa inicial de la investigación "conforman un cuadro de entidad suficiente" para sostener que JCS y JES –como los identifica públicamente en el procesamiento dado a conocer- son las personas que iniciaron los dos focos de incendio la tarde del 25 de enero".
Entre otros elementos el juez destacó el hallazgo de una huella de calzado liviano entre los focos y el sendero en el que fueron detenidos, producido según los peritajes por una zapatilla encontrada en la vivienda de los imputados.
También consignó que encontraron un teléfono celular del menor con "varias fotos y videos del incendio mayor que estaba descontrolado", así como también datos que aportaron los testigos que declararon en la instrucción.
El juez de Esquel indicó que los incendios que le imputa a los procesados tuvieron "entidad suficiente para generar una situación de peligro común para las personas y los bienes existentes" en el lugar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico