Jugadores les dieron una sorpresa a los chicos de la Escuela 39

Federico Aguerre, Nicolás De los Santos y la mascota "Charito" estuvieron de visita en la institución educativa. Los alumnos de primero a cuarto grado, que sólo esperaban ver un video del plantel que lidera la Conferencia Sur de la Liga Nacional de Básquetbol, fueron sorprendidos por sus ídolos en persona.

El alero Federico Aguerre, el base Nicolás de los Santos y la mascota "Charito", los tres del plantel profesional de Gimnasia Indalo, visitaron por sorpresa a alumnos de 1er a 4to grado de la Escuela 39.
La actividad se realizó en la tarde de ayer, en donde los niños esperaban un video del plantel que lidera la Conferencia Sur de la Liga Nacional de Básquetbol, pero finalmente fueron visitados por sus ídolos.
Aguerre, alero del equipo clasificado al Super 4, habló con el Departamento de Prensa del club "mens sana" y se refirió a esta nueva actividad social.
"Fue una muy linda experiencia, la pasamos muy bien y espero que los chicos la hayan pasado igual. Nos sorprendió que las maestras tengan todo tan bien organizado, nos habían estudiado y eso estuvo muy lindo", confesó.
Los alumnos tenían previsto ver un video del "Verde", pero desde una habitación aparecieron "Charito", De los Santos y Aguerre. "Eso fue una linda sorpresa y los chicos se veían muy contentos, realmente sorprendidos. Además, la visita de 'Charito' fue muy grata para ellos", señaló Aguerre.
Sobre las actividades que realizaron en la Escuela 39, comentó: "Participamos de algunos tiros al aro y nos preguntaban sobre la comida, los entrenamientos, varias cosas que a ellos les interesaba".
En ese sentido, rescató: "Es importante que los chicos se sientan identificados con el equipo de su ciudad y que nos puedan sentir cerca. Hay que aprovechar esto y espero que se sigan repitiendo estas actividades".
En cuanto a lo deportivo, Aguerre habló sobre el próximo rival y el presente de Gimnasia Indalo. "Bahía siempre es un equipo que nos ha complicado en su forma de jugar, pero creo que la vez que perdimos en Bahía Blanca, a como estamos ahora, hemos hecho un gran avance. Somos un equipo más regular y más peligroso del que fuimos antes", sentenció.
Asimismo, ponderó la regularidad como la clave del éxito. "Es importante la regularidad en el correr de los partidos. Antes teníamos 20 minutos buenos, 10 malos, 5 buenos y 5 malos. Eso a veces lo pagamos caro, pero con el correr de los partidos nos fuimos conociendo más, entrenando más duro y ahora estamos en un muy buen momento. Espero que este no sea nuestro techo y que sigamos creciendo más", afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico