Jugueterías esperan que los Reyes no argumenten excusas por la crisis

A medida que crece la ilusión de los niños ante la llegada de los míticos Reyes Magos, también aumentan las expectativas de propietarios de jugueterías y otros locales comerciales que ofrecen artículos de ese rubro, para que los personajes de leyenda se decidan a retirar los regalos que generarán espontáneas sonrisas.

Caleta Olivia (agencia)

Claro está que las nuevas y menudas generaciones tienen otras preferencias en relación a las adultas. Los chicos ya no piden soldaditos de plomo, ni tanquecitos de guerra o revólveres con cartucheras.
Mientras, a la mayoría de las niñas de esta época no les agradan los bebotes, jueguitos de té, cocina o mate y en todo casos una de las pocas preferencias que subsisten desde hace varias décadas son las muñecas Barbie.
Está visto también que los personajes televisivos que protagonizan series infantiles internacionales han generado una gran influencia y por ello aparecen artículos con un gran bagaje de nombres extranjeros, pero además los nacidos en tiempos de avanzada tecnología informática son mucho más exigentes y -por su precoz edad-, no hacen especulaciones en torno a la crisis económica que puede condicionar a Melchor, Gaspar y Baltasar.

QUE SE OFRECE
En una breve visita a la céntrica juguetería Importodo de Caleta Olivia, El Patagónico pudo conocer saber cuáles son algunas de las nuevas preferencias y sus costos.
Así, un Osito Cariñoso cuesta 850 pesos, una muñeca Barbie 770 pesos y otra que forma parte del personaje del grupo Soy Luna 470 pesos. El kits de muñecos Minecreaft (en miniatura) vale 370 pesos, en tanto que el de Zombie Zity 195 y el de Minecraft 370.
Otras opciones son los ositos interactivos (que responden a preguntas) que llegan a valer 2.500 pesos y autitos a control remoto que oscilan en los 1.000 pesos. Pero además hay piletas plásticas inflables y la de mayor capacidad (de 1,80 m de diámetro y que puede almacenar casi 800 litros de agua) cuesta 970 pesos.
A partir de las preguntas que este diario hizo a algunos niños, se conocieron otras preferencias, como los Tsun Tsum que en el Mercado Libre tienen un precio de 200 pesos, los Nun Nons a 190 pesos y plastilina Poppit a 800 pesos.
A la lista se agregan diminutos shoping que valen unos 500 pesos y muñecas Pinypon (también en miniatura) a un costo de 365 pesos, las cuales constituyen un fuerte marketing porque son de colección.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico