Juntan fondos para un niño que fue derivado de urgencia a Buenos Aires

Agustín Ustariz tiene 6 años y el fin de semana se descompensó, por lo que tuvieron que realizarle transfusiones de sangre. Los médicos del Hospital Regional desconocen el origen de la enfermedad y ayer fue trasladado de urgencia al Hospital Garrahan. Las madres de la Escuela 197 hicieron una colecta y piden la colaboración de la comunidad.

Apenas conocieron la difícil situación de salud que atravesaba el pequeño Agustín, un grupo de diez madres de la Escuela Provincial 197 del barrio Divina Providencia decidió ayudar al compañero de sus hijos. Es que el niño tenía que ser derivado a Buenos Aires de urgencia y su familia no es holgada en recursos.
Agustín vive con su padre, Gerardo Ustariz, y su hermano de 4 años. Su madre falleció en 2014 como consecuencia de una leucemia y el hombre en la actualidad se encuentra sin trabajo estable ni obra social.
El niño, que este año debe cursar segundo grado, durante el fin de semana tuvo que ser internado en el Hospital Regional producto de los bajos niveles de plaquetas en la sangre, explicó una de las madres, Laura a El Patagónico.
Por ello, los profesionales tuvieron que efectuarle al chico transfusiones de sangre que le significaron una leve mejoría. Fue sometido a diversos estudios, pero no pudieron dar con un diagnóstico certero de la dolencia. En ese contexto, los médicos solicitaron la urgente derivación de Agustín a Buenos Aires.
El traslado se concretó ayer a través de un vuelo sanitario que gestionaron las autoridades municipales y provinciales. Pasadas las 18, Gerardo Ustariz confirmó a este diario que acababa de aterrizar en Capital Federal y que su hijo iba a ser internado en el Hospital Garrahan.
Previo al viaje, las madres hicieron una colecta de dinero que le entregaron al padre del menor para solventar algunos de los gastos en su estadía en Buenos Aires. No obstante, Laura pidió la colaboración de las áreas municipales de Salud, Desarrollo Humano y Bienestar Social para "dar una mano y ayudar a la familia de Agustín".
Por otro lado, el grupo de madres ya organiza una venta de empanadas para el domingo 7 de febrero para juntar fondos para el compañero de sus hijos. Por ello, esperan la ayuda de las autoridades educativas para utilizar las instalaciones del establecimiento y la colaboración del municipio para la compra de insumos.
El padre de Agustín afirmó que quien quiera colaborar con dinero puede comunicarse al teléfono celular de su padre Jorge: 155-406180. Agradeció la ayuda desinteresada de las madres de la escuela y de la comunidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico