Juzgan a un policía por el hurto de un desactivador de alarmas

Se elevó a juicio oral y público una causa por hurto simple agravado por la calidad de miembro de la fuerza policial del acusado, quien quedó registrado en las cámaras de seguridad de un supermercado mientras se llevaba un desactivador de alarmas.

En el marco de la audiencia preliminar a la que fue sometido Carlos Pisco, la juez penal subrogante Raquel Tassello elevó la causa a juicio oral y público. Ello a pedido de la funcionaria de Fiscalía Andrea Serer. El acusado fue asistido por la abogada adjunta de la Defensa Pública, Vanesa Vera, quien planteó una reparación económica que no fue aceptada por la víctima.
Según surgió ayer, el 7 de febrero se realizó una audiencia de ampliación del objeto procesal y elevación de la causa a juicio, pero en esa ocasión la defensa planteó una reparación económica. En razón de ello la jueza natural de la causa, Gladys Olavarría, dispuso que se realice una nueva audiencia a efectos que la Fiscalía consulte a la víctima, el supermercado La Anónima, si aceptaba la reparación ofrecida o bien se continuaba con el trámite y se elevaba la causa a juicio.
La funcionaria de Fiscalía expresó que al supermercado no le interesaba la reparación y asimismo que no procede la solución alternativa propuesta por la defensa ya que Pisco todavía reviste la calidad de sujeto activo como funcionario público y tiene antecedentes penales, una condena con pena en suspenso de 2 años y medio de prisión por el delito de "lesiones leves agravadas por ser cometidas por un integrante de la fuerza policial, en concurso ideal con severidades y vejaciones" del año pasado. Por último la funcionaria mencionó un proceso en trámite que lo tiene como imputado a Pisco en el Juzgado Federal por su presunta infracción a la ley 23.737.
Sobre este punto la juez subrogante resolvió que la propuesta de reparación de la defensa es extemporánea y consideró los argumentos de la Fiscalía, que se opuso a la reparación por la condena anterior del imputado y porque no procede la reparación ya que Pisco todavía es funcionario, sujeto activo, es decir que el delito se comete en el ejercicio de sus funciones, como "infundado", por lo que se rechazó la reparación económica por la condena anterior de Pisco.

EL HECHO

La funcionaria de Fiscalía relató el hecho y dijo que ocurrió el 24 de enero del año pasado, siendo las 20:30, cuando Pisco sustrajo sin ejercer violencia física, ni fuerza sobre las personas, un desactivador de alarmas del supermercado La Anónima del centro. Dicha acción quedó registrada en las cámaras de seguridad del comercio.
El hecho fue calificado como "hurto simple agravado por la calidad de miembro de la fuerza policial".
Finalmente se realizó el ofrecimiento de prueba testimonial y documental a ventilar en el debate. Asimismo se realizaron convenciones probatorias en tanto que la pretensión punitiva, en caso de recaer condena es de un año de prisión.
Por último la jueza subrogante resolvió el auto de apertura a juicio, encomendando a la Oficina Judicial que fije fecha para el debate a realizarse con un tribunal unipersonal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico