Juzgarán por tentativa de homicidio a la detenida por el ataque con un cúter

La audiencia preliminar contra Irma Nahir Quinteros se realizó ayer y allí se resolvió elevar la causa a juicio oral y público. Se trata de la joven que fue acusada por homicidio agravado por ensañamiento, en grado de tentativa. La víctima es la novia de la ex pareja de la acusada, quien está embarazada.

Con una pena que parte de los diez años de prisión efectiva, Irma Nahir Quinteros deberá afrontar próximamente el juicio oral y público. La causa se elevó ayer durante la audiencia preliminar que presidió el juez Mariano Nicosia. El Ministerio Público estuvo representado por la fiscal Camila Banfi, mientras que la querella la representó el abogado particular, Daniel Fuentes. La imputada, en tanto, fue asistida por el abogado particular, Mauro Fontéñez.
Las partes hicieron ayer el ofrecimiento de las pruebas testimoniales y documentales que se ventilarán en el juicio oral y público, mientras que la medida de coerción no fue tratada en esta oportunidad, por lo que la acusada continuará con prisión preventiva.
Quinteros fue acusada por homicidio agravado por ensañamiento en grado de tentativa, por el ataque que tuvo como víctima a la pareja de su ex. La agredida era menor de edad al momento del incidente y recibió cortes con un cúter en distintas partes de cuerpo, especialmente en el rostro y la cabeza.

ATAQUE
Según la Fiscalía, el caso que tiene como imputada a Quinteros ocurrió cuando la nombrada se presentó -el viernes 18 de setiembre último a las 23:10- en el domicilio que la víctima ocupaba con su pareja en la calle Felicidad Hernández al 500, en Kilómetro 8 y allí esperó que David Tranaman -novio de la joven atacada y ex novio de la imputada- se fuera de la vivienda para luego ingresar encapuchada.
Al encontrarse con la joven comenzó a efectuarle cortes con un cúter, provocándole lesiones en el brazo, abdomen, cuello y cabeza, tras lo cual se dio a la fuga caminando.
A entender de la acusadora pública existió alevosía y se aseguró que la propia víctima le dijo a la mujer que la trasladó al Hospital Regional el nombre de la agresora, a lo cual se sumó el testimonio de la pareja de la víctima, quien aseguró que existieron amenazas previas de su ex pareja -con quien había mantenido una relación durante 3 años- y que esta tenía temperamento violento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico