Kogan: "queremos estar en Río y comenzar a jugar"

Valentina Kogan, la experimentada arquera del seleccionado argentino femenino de hándbol, aseguró que vive "una montaña rusa de emociones" ya que espera ansiosa el debut en este torneo que, a su vez, marcará su retiro del equipo nacional.
"El 2015 fue un año muy intenso. Empezamos entrenando y trabajando para jugar los Juegos Panamericanos de Toronto, donde nos jugábamos la clasificación, y terminamos en Dinamarca jugando el Mundial", contó Kogan, de 36 años, en un mano a mano con Télam.
"Este año comencé con una alegría, una emoción y unas ganas de disfrutarlo todo. A medida que se acerca la fecha, mi sensación es que ya quiero estar allá. Todas tenemos ganas de estar en Río y comenzar a jugar de lleno", comentó.
La arquera recalcó que el equipo hace mucho tiempo que viene entrenando en doble turno y necesita "los picos de efervescencia que dan los torneos".
"El momento cuando entrás a la cancha es el más lindo. Conectás con todo lo que es el partido y con lo que lo rodea. Una vez que pita el árbitro te desconectás de todo y te metés en el partido", destacó.
Río 2016 será la primera participación olímpica de las chicas argentinas, que fueron medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Toronto del año pasado, y Valentina todavía no pensó que sucederá el día del debut de 'La Garra', el sábado 6 de agosto ante Suecia, en la Arena do Futuro.
"Creo que ese va a ser un tema para todas. Debutar en un Juego Olímpico puede hacer que en los primeros minutos. Tenemos experiencia jugando en competencias importantes como mundiales y panamericanos, un Juego es un Juego", admitió.
La primera cita olímpica en Sudamérica marcará la última vez de Kogan con la camiseta albiceleste luego de casi dos décadas como internacional en diferentes categorías.
"Por el momento solo pienso en jugar, no pienso en que el 14 de agosto, ante Corea del Sur, que es el último partido del grupo. Si no pasamos de ronda, va a ser mi último partido con la selección. Solo pienso en jugar y disfrutar", explicó.
En lo estrictamente deportivo, Kogan explicó: "Sabemos que podemos jugar de igual a igual con los grandes. Sería lindo dar el batacazo. Tal vez pensar en una clasificación a segunda ronda es ambicioso, pero vamos partido a partido".
Al regreso de Río de Janeiro, Valentina no tendrá descanso y deberá acomodarse rápido, ya que su pareja, Carolina, está embarazada de mellizos y tiene fecha de parto pautada para octubre. Dos meses después de los Juegos Olímpicos, Kogan cumplirá el segundo gran sueño de ser mamá.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico