La acusaron de matar a su ex marido, se suicidó y era inocente

Emelinda Quijón fue sobreseída por el juez Ricardo Castagno, pero la resolución llegó un año tarde. La mujer había sido acusada de matar a su ex marido en Bariloche y luego de declararse inocente cientos de veces tomó la drástica decisión de quitarse la vida. La historia.

Se trata de una mujer que al verse involucrada en la investigación por el homicidio de su pareja, Cipriano Alsina, tomó la drástica decisión de quitarse la vida dejando una carta en la que declamaba su inocencia.

Un año después, el registro fílmico de una sala de juegos fue determinante para establecer que la mujer estaba en otro lugar al momento del crimen.

Fue así que el juez Ricardo Calcagno sobreseyó a Emelinda Quijón que fue imputada por el crimen de su esposo, Cipriano Alsina, ocurrido el 13 de diciembre de 2014. La mujer era inocente, pero no soportó verse envuelta en la investigación judicial y según explicó en la carta que escribió antes de quitarse la vida, prefirió ese destino antes de que su familia sospechara de ella.

Alsina, de 61 años, recibió una seguidilla de golpes en la cabeza con un cenicero de piedra y fue encontrado en el interior de la vivienda que compartía con Quijón, aunque en la intimidad hacía varios años que estaban separados.

Aquel día, la mujer había dejado la cena preparada a su esposo y se había ido al casino de la ciudad, lugar en el que permaneció varias horas jugando en distintos sectores. Al regresar, encontró al hombre fallecido. Luego se determinó que además había sido víctima de un robo y aunque la puerta no había sido forzada, le habían sustraído algo de dinero y otros efectos personales.

La mujer quedó ligada a la investigación a tal punto que un fiscal pidió al juez que investigue e impute a la mujer. Antes de ser indagada, la mujer se quitó la vida.

El registro fílmico de las cámaras de seguridad de la sala de juegos, demostró que al momento del hecho la mujer estaba en el lugar jugando. Según su propio testimonio, además, había dejado comida preparada al hombre, situación que también logró corroborarse. Finalmente, de los peritajes y prueba documental y testimonial reunida, ningún elemento logró vincular a la mujer a la escena del crimen, ni a la producción del hecho.

A casi un año del hecho la Justicia le dio la razón a Quijón y la sobreseyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico