La agenda de flexibilización laboral que mantiene en alerta a los petroleros

La última acta tiene un temario de redistribución de mano de obra ociosa, rediscutir el trabajo con viento y las tareas permitidas en los turnos nocturnos. Todo esto forma parte de un expediente del Ministerio de Trabajo de la Nación dentro de la Comisión Técnica, que volverá a reunirse el lunes 8 de agosto.

Los encuentros realizados hasta ahora avanzaron con puntos de reestructuración de la actividad en la industria, teniendo en cuenta las características particulares de cada cuenca o yacimiento. El lunes 8 de agosto seguirá esta Comisión Técnica que plantea el "redimensionamiento de la industria" con fuertes cambios de hábito en la dinámica laboral.
Uno de los primeros temas abordados fue el personal jubilable. Las empresas están comprometidas a pagar a quienes se jubilen los 13 salarios, además de avanzar con jubilaciones adelantadas con trámites exprés, como el operativo desarrollado por ANSES en abril y mayo para atender a más de 400 trabajadores, una nómina presentada por el Sindicato de Petroleros Privados Chubut.
Las empresas quieren que haya traspaso de personal a distintos servicios. "A los efectos de conservar las fuentes de empleo, los trabajadores excedentes (como consecuencia de la situación de la actividad) de los distintos servicios podrán ser reubicados en forma temporal o permanente en tareas diferentes a las que venían realizando", apunta la agenda expuesta el último viernes bajo el expediente 1.723.171/16 del Ministerio de Trabajo.
El acta donde exponen estos temas a discutirse, acota que la redistribución de operarios estará sujeta según las necesidades de las empresas y con una mirada de sostenimiento de la eficiencia en las operaciones. Se prevén capacitaciones para adecuar la idoneidad del operario que tenga que asumir nuevas tareas.
Estos temas son los que retrasaron las negociaciones, dado que los sindicatos veían un proceso de flexibilización encubierta.
Redimensionamiento de la industria, dicen las empresas. Ahí están interesadas las operadoras a través de la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y las contratistas con la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE).

CON VIENTO, DE NOCHE Y SIN PERDIDA DE TIEMPO
El trabajo con viento es otro punto en discusión. Aquí la controversia tiene que ver a cuántos kilómetros por hora debe correr el viento para suspender las actividades y garantizar la seguridad de los trabajadores involucrados. "A tales efectos, la comisión técnica prevista para la próxima semana evaluará, en los casos que sea necesario, los detalles técnicos-operativos que aún quedan pendientes".
"Tanto el montaje como el desmontaje de los equipos se podrá realizar en horarios nocturnos, conforme a los procedimientos operativos y de seguridad", incluye esta agenda.
El objetivo aquí es evitar pérdida de tiempo durante el día para las operaciones, de gran interés para las operadoras.
"Las partes acuerdan que en una misma operación podrán darse tareas simultáneas a los efectos de eficientizar los tiempos operativos, conforme a los procedimientos de seguridad de cada yacimiento que serán materia de evaluación de la Comisión Técnica", apunta otro tramo del expediente 1.723.171/16.
Las operadoras y las empresas de operaciones especiales también salen fuerte a los tiempos de espera de personal para iniciar operaciones, dentro de este temario visto con desconfianza por los sindicatos. Habrá un tiempo de tolerancia a definir que no contemplará la paralización de la producción.
"Los equipos de torre o las cuadrillas de producción o mantenimiento -señala esta agenda- deberán continuar operando aun cuando faltase algún integrante de turno, siempre que la operación y las cuestiones técnicas de seguridad estén garantizadas, hasta que llegue el reemplazo o hasta un máximo de horas que determine la Comisión Técnica por cada yacimiento".
"Las partes se comprometen a extremar los controles de ausentismo a efectos de evitar los abusos que se generan por boletas médicas", se añade.
El ausentismo había sido reconocido por el sindicato que encabeza Jorge Avila, que se comprometió a aplicar mecanismos para detectar a quienes mentían para no asistir a sus puestos de trabajo.
Un apartado del acta firmada el viernes 29 de julio indica que el lunes 8 de agosto seguirán las reuniones en el Ministerio de Trabajo, en Buenos Aires, por temas como diagrama de trabajo en equipos de torre, jornada de trabajo y el pago de horas extraordinarias en servicios especiales.
Las negociaciones son simultáneas ya que se establecieron subcomisiones.
Buena parte de esta agenda había sido presentada en otra acta, bajo el mismo expediente del Ministerio a cargo de Jorge Triaca, con fecha del 22 de julio cuando fue resuelto el conflicto con San Antonio Internacional, socia de la CEOPE.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico