La Antártida se prepara para recibir turistas

Así lo confirmó el secretario de Logística, Emergencias y Gestión Cultural del ministerio de Defensa, Walter Ceballos. Será equipada con radares y sistemas electrónicos para operar vuelos civiles.

El aeródromo de la base Marambio, ubicado en una meseta a 200 metros de altura sobre el mar en la Isla Marambio frente a la Península Antártica, será equipado con radares y sistemas electrónicos para operar vuelos civiles a partir del verano de 2018, informó a Télam el secretario de Logística, Emergencias y Gestión Cultural del ministerio de Defensa, Walter Ceballos.

Luego de concretadas esas mejoras en la infraestructura del lugar, las autoridades evalúan operar esa estación aérea a través de Líneas Aéreas del Estado (LADE) para vuelos de turismo antártico.

En diálogo con Télam, Ceballos sostuvo que "el trámite de la certificación del aeródromo de Marambio para vuelos civiles había comenzado el años pasado y en enero nos confirmaron la habilitación; pero antes de comenzar a operarlo queremos hacer importantes mejoras en su infraestructura".

"Actualmente Marambio cuenta con un sistema de aproximación por radio navegación conocido como VOR; y nosotros queremos añadir un radar de alcance medio, un radar meteorológico y sistemas de aterrizaje instrumental ILS y TLS", detalló.

El funcionario apuntó que "una vez que la pista esté equipada, la idea es operarla a través de la aerolínea LADE de la Fuerza Aérea Argentina para vuelos de turismo antártico; y para eso se tomó la decisión de equipar a LADE con aviones de transporte turbohélice que podrían ser el ATR-72 o el Bombardier Q-400, aunque no está definido si serán en leasing o compras".

"En este proceso también se prevé la adquisición para la Fuerza Aérea de un avión de transporte mediano que debería definirse entre el Casa C-295 y el C-27 Spartan", agregó.

Ceballos indicó que "en el marco de la renovación de infraestructuras antárticas la Base Marambio va a recibir muchas mejoras en sus áreas de investigación científica y operación logística, y en un segundo paso se va a analizar la posibilidad de planificar estructuras que permitan alojar un cupo de turismo antártico, aunque esos posibles visitantes deberán atenerse siempre a todas las normas de protección ambiental y de funcionamiento propio del resto de la base".

Respecto de LADE, el funcionario señaló que "esta línea aérea hoy es una dirección de la Fuerza Aérea y está destinada a ser una línea aérea estatal de fomento y un recurso para el entrenamiento y la capacitación de nuestros pilotos".

"LADE tiene hoy asignados los Twin Otter, los Saab 340, y los Fokker F-28 de la Fuerza Aérea, la idea es incorporar algunos transportes turbohélice y consolidar una regularidad en vuelos que vinculen transversalmente al país conectando las segundas o terceras ciudades de las provincias con los principales nodos de tráfico aéreo", añadió.

En referencia a los trabajos de recuperación del Rompehielos Almirante Irízar (RHAI-Q5), el funcionario dijo que "hay mucho esfuerzo puesto en la recuperación del buque y es muy probable que en el mes de Agosto tengan lugar las pruebas de mar del rompehielos, que si las supera con éxito podrá acompañar la Campaña Antártica de Verano (CAV) aunque no de manera operativa, sino para efectuar las pruebas de hielo necesarias".

"Para la CAV de este próximo verano el ministerio de Defensa ya publicó la convocatoria para contratar los servicios de un buque polar y un rompehielos porque este año tenemos la necesidad de llegar por mar a la base Belgrano II; y ya estamos analizando las ofertas de dos empresas rusas", completó.

Respecto de su participación en la Reunión de Administradores de Programas Antárticos Latinoamericanos (RAPAL) que tuvo lugar la semana pasada en Ecuador, Ceballos afirmó que "fue muy productiva porque varios de los trabajos que nuestro país presentó allí fueron aceptados como recomendaciones para todos los países que operen en la Antártida".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico