La asesinaron de 23 puñaladas y le dejaron dos cuchillos clavados

Los investigadores desestiman la hipótesis de un homicidio en ocasión de robo. En la escena del crimen se secuestró un bolso con ropas de hombre y estimulantes sexuales, lo que orienta la pesquisa a un asesinato cometido por alguien con quien la mujer mantenía algún tipo de relación íntima.

La empresaria santiagüeña y viuda de un ex legislador provincial que fue hallada asesinada el jueves en su lujosa residencia de la ciudad de Santiago del Estero fue atacada de 23 puñaladas y el agresor le dejó dos cuchillos de colección clavados en el tórax, informaron ayer fuentes judiciales.
Así se determinó mediante la autopsia practicada al cuerpo de Esther López de Auad (58), quien, según los investigadores, pudo haber sido víctima de un femicidio.
Los voceros informaron que en la escena del crimen se secuestró un bolso con ropas de hombre y estimulantes sexuales, lo que orientó la pesquisa a un crimen cometido por alguien con quien la mujer mantenía algún tipo de relación íntima.
Tras concluir la autopsia, realizada en la Morgue Judicial que funciona en el hospital de la capital santiagueña, el forense Horacio Alfano determinó que López de Auad recibió 23 puñaladas en distintas partes del cuerpo que le provocaron la muerte cerca de las 15 del pasado miércoles.
El cadáver fue encontrado en los primeros minutos de la madrugada del jueves por el hijo de la empresaria, Nahuel Auad, cuando regresó a la vivienda que compartían tras atender negocios en campos dedicados a la ganadería, agricultura y un aserradero en la localidad de Monte Quemado, población rural distante a 230 kilómetros de la capital provincial.
Según las fuentes consultadas, el cadáver de la esposa del ex diputado provincial Rodolfo Auad, fallecido hace dos años en el vuelco de una camioneta, se hallaba entre la cocina y el living comedor del inmueble ubicado en la calle San Martín al 300, en el barrio Congreso de la ciudad de Santiago del Estero.
A simple vista, cuando los forenses llegaron al lugar advirtieron que la mujer tenía clavados en el tórax dos cuchillos de colección, que hasta entonces habían estado colgados en una pared del living de la casa a modo decorativo.
Luego, mediante los estudios forenses, se pudo establecer además que López de Auad fue atacada cerca de las 15 del miércoles último, presuntamente tras compartir un almuerzo con el agresor, aún no identificado.
Los peritos determinaron que la empresaria se resistió al ataque, ya que detectaron marcas de defensa en su cuerpo, y además hallaron signos de lucha en la casa, donde se halló roto el vidrio de la ventana de uno de los dormitorios, agregaron los voceros.
Durante un allanamiento realizado en la escena del crimen tras el levantamiento del cadáver, efectivos de Criminalística de la Policía de Santiago del Estero secuestraron un bolso con una camisa, un pantalón y zapatos de vestir de un hombre, además de estimulantes sexuales, que se sospecha olvidó el asesino al escapar tras cometer el crimen
Desde un primer momento, los investigadores sospecharon que el asesinato fue cometido por alguien con estrecha vinculación con la empresaria y descartaron la pista del robo, ya que no se detectó el faltante de dinero ni objetos de valor que se encontraban en el interior de la vivienda.
En el mismo procedimiento, la policía secuestró los registros de las cámaras de seguridad instaladas en comercios de la zona con el objeto de poder captar imágenes de asesino que permitan su identificación.
Los vecinos del lugar aseguraron que López de Aguad era "una mujer alegre y simpática" que, junto a su hijo, se encargaba de los negocios de agricultura, ganadería y de uno de los aserraderos más grande en la provincia, además de asistir diariamente a un gimnasio.
Tras tomar intervención en la investigación del crimen, el juez de Instrucción en lo Criminal y Correccional de IV Nominación, Miguel Moreno, habilitó su despacho para recibir una serie de testimonios, principalmente de familiares y vecinos de la víctima, con el fin de obtener información sobre sus últimas horas de vida y de las personas con quienes se relacionaba.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico