"La Ballena Azul": las señales de alerta para los padres

Se trata del más nefasto ejemplo de la explotación y manipulación de menores en las redes sociales. En nuestro país hoy se conoció el primer caso de un adolescente, víctima de este método suicida. Conocé las señales para darse cuenta si un joven es vulnerable a este juego que puede llevar a la muerte.

El peligroso juego online "La ballena azul", en el que niños y adolescentes son retados a una serie de pruebas que pueden terminar en suicidio, llegó también a la Argentina: un niño de la provincia de San Juan pelea por su vida, internado en Terapia Intensiva tras haber ingerido unas pastillas de su madre.

El fenómeno rápidamente ha trascendido las fronteras a través de Twitter, Facebook, YouTube y otras plataformas, con casos reportados por todo el mundo.

VULNERABLES

La web es el ámbito natural de la juventud, la generación digital o "nativos digitales", una herramienta que les amplía la independencia y les abre un mundo infinito para satisfacer su insaciable curiosidad.

Varios estudios han resaltado las características personales que pueden ser factores para que menores o adolescentes se conviertan en víctimas. Entre estas están los niños y niñas con poca supervisión parental, los que tienen problemas de depresión, los jóvenes solitarios y tímidos con dificultades para establecer relaciones de amistad fuera de las redes sociales, y los que han sufrido abuso sexual.

Son fácil presa de intimidación, manipulación, ciberacoso, exposición a contenido altamente sexual, intercambio de pornografía o "sexting", la llamada depresión en Facebook y la "preparación" de parte del abusador para desarrollar una conexión emocional y ganarse la confianza del menor o adolescente.

LAS SEÑALES

Estas son algunas de las señales más comunes que se pueden detectar en los jóvenes:

Se vuelven muy reservados, particularmente en torno a lo que hacen online.

Pasan mucho tiempo navegando internet o compartiendo en redes sociales.

Cambian rápidamente la pantalla de sus dispositivos cuando alguien se les acerca.

Se retraen o manifiestan ira después de usar internet o enviar mensajes de texto.

Tienen muchos números telefónicos o correos electrónicos en sus dispositivos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico