La Brigada de Investigaciones lleva ahora el nombre de Octavio Antilef

En un emotivo acto realizado en el edificio de la división de investigaciones de Comodoro Rivadavia se le impuso a la sede el nombre del oficial principal Octavio Robinson Antilef, asesinado en enero de 2007 en Río Senguer. El jefe de policía, Leonardo Bustos, descubrió la placa y rescató su hombría de bien. Mientras, la viuda Viviana Pérez valoró: "es la primera vez que alguien lo reconoce".

En el marco de la conmemoración por el Día de la Policía, cuyo acto central tendrá lugar mañana, la jefatura de la fuerza cumplió ayer con el reconocimiento post mortem al oficial Octavio Antilef.
Fue asesinado el 21 de enero de 2007 en Río Senguer, donde le arrojaron una enorme piedra que hizo estallar el cráneo. Lo mataron por negarse a una invitación para robar carne para un asado, con el que se iba a festejar el cumpleaños de uno de los individuos que luego fue llevado a juicio. Los acusados, Juan Albistur y los primos Maximiliano y Fabio Bustamante, pese a estar condenados, quedaron en libertad después de impugnaciones y absoluciones, a la espera de una decisión definitiva de la Corte Suprema de Justicia.
El acto de ayer estuvo presidido por el jefe de Policía, Leonardo Bustos; el subjefe de la Unidad Regional, Héctor Quisle y el jefe de la Brigada de Investigaciones Comodoro Rivadavia, Fabián Millatruz. Además, concurrieron distintos jefes de comisarías y los familiares del policía asesinado.
En el comienzo se dio lectura de resolución policial 788 que instituye el nombre de "Octavio Robinson Antilef" a dicha división para la cual prestó servicio. De esa forma, se hace "honor a su intachable conducta y en reconocimiento a su destacada labor, vocación de servicio, compromiso, capacidad e idoneidad; y a su determinación al cumplimiento de su función, y sobre todo por su calidad humana que poseía lo que lo distinguía como funcionario policial".
La viuda Viviana Pérez, quien estuvo junto a sus tres hijos, señaló a El Patagónico que el reconocimiento fue una "sorpresa y mezcla de sentimientos porque es la primera vez que alguien le hace un homenaje. Que la brigada lleve su nombre es muy importante para mí y mis hijos que estaban con mucha expectativa y una carga emocional muy importante".
Recordó a su marido como un padre "maravilloso, muy familiar en los momentos que estaba con nosotros y su círculo más íntimo. Fue una persona muy reservada y dedicada a su trabajo. Vivía para su trabajo y eso es algo que tampoco se reconoce. Lo matan por ser policía".

"POLICIAS HONESTOS"
Bustos manifestó que el homenaje era una deuda que tenía la institución, un acto que no había sido reconocido en su momento y "nosotros lo destacamos a Octavio Robinson Antilef como un policía que llegó a la Brigada de Investigaciones. Trabajó mucho tiempo, participó en investigaciones y tuvo una destacada labor".
Más allá de ello, "nosotros destacamos la hombría de bien, él murió defendiendo el uniforme más allá que estaba de licencia. Decidió ser honesto hasta el último momento y eso le pedimos a los policías que no manchen el uniforme y sean honestos. El lo supo hacer. Los que vengan a la Brigada de Investigaciones sepan que hay que ser sobre todo honestos".
El jefe policial recordó que cuando fue compañero con Antilef "trabajamos juntos en distintas etapas los dos como oficiales y después yo fui jefe de la división y él me acompañó. Hicimos muy buen equipo de trabajo. El siempre decía que tenía la camiseta puesta. Fue una gran pérdida para la institución y este reconocimiento se tenía que hacer", reflexionó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico