La búsqueda de ahogados y el mejor rescate que recuerda

Al ser conocido como buzo profesional, cada tanto Nelson era convocado por familias de la región cuando la tragedia los tocaba de cerca.
"Estando en Puerto Madryn me llamaron porque en el Río Negro o Colorado (no me acuerdo) se había ahogado un muchacho y me convocaron para la búsqueda. Era una zona difícil, de muchos árboles. Así que esperamos un par de días hasta que el cuerpo flotó, fui y le até una soga. Lo tapé con una sábana y lo entregué a los familiares. En otra ocasión fue cerca de Pico Truncado, donde hay una 'tumba' de agua y se habían metido unos chiquitos, me metí y con una soga le até las piernas y lo saqué. Otra vez estaba mirando una película en el Coliseo y me fueron a buscar porque se había caído un muchacho en el muelle de Caleta Córdova. Había un temporal terrible y hubo que esperar al día siguiente. Al otro día estaban todos los familiares, hice la recorrida desde la punta del muelle (hacía mucho frío) y cuando salí les dije que no lo había encontrado. Recuerdo que el padre con todo su dolor me dijo '¿ya va a dejar?'; me volví a meter e hice todo el recorrido hasta que encontré algo que brillaba y era la hebilla del cinto. Me bajaron un cajón, pedí una sábana para cubrirlo debajo del agua como podía y lo subimos a la cubierta del barco, me saqué el traje y me fui", sostiene.
Podría haberse negado, o podría haber cobrado un dinero por ello. Pero ese servicio a la comunidad era parte del honor que había abrazado desde que se había formado como buzo.
"Uno no puede negarse en esas ocasiones. Tenés que hacerlo. Y yo llevo la marca de la 'hermandad'. Pero la verdad lo que más me conmovió fue el rescate que hizo 'Carlitos' (Durbas) en Rada Tilly cuando era guardavidas. Esa tarde estaba horrible y una ola se llevó a una nena que estaba en el borde. Había una marejada terrible y 'Carlitos" corrió hasta ese lugar y se metió igual. Estuvo nadando más de media hora mar adentro, la nena flotaba y se iba. Y 'Carlitos' la sacó. Tanto él como Héctor son dos pibes fenomenales y los quiero mucho. Mi hijo Enrique era amigo de ellos", recordó con nostalgia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico