La CAI no le tuvo piedad a Diadema y lo mandó a la B

Con dos goles de Jacobo Dzaja, dos de Matías Carrizo, uno de Germán Martínez y el restante de Maximiliano Morales, el equipo de Nicolás Segura cerró el certamen con una abultada victoria. El arquero Brian Maya le contuvo un penal al volante Martín Subiabre, cuando el partido estaba 1-0.

por Carlos Alvarez
c.alvarez@elpatagonico.net
La Comisión de Actividades Infantiles apretó el acelerador en el complemento frente a Argentnos Diadema, y el conjunto de Kilómetro 27 no tuvo respuestas físicas ni anímicas, pero terminó de pie y con los once jugadores en cancha. El "Azzurro" goleó 6-0 en el sintético de USMA y el equipo de Roberto Rodríguez jugará el año que viene en la categoría B del fútbol de Comodoro Rivadavia.
El descenso de Diadema no fue por la derrota de ayer, sino que hay que buscarlo a lo largo de la temporada, cuando perdió partidos que con mayor compromiso en la semana para entrenar y con actitud en el rectángulo de juego, le hubiesen permitido al menos pelear la promoción.
Sin embargo, ayer salieron convencidos de que la hazaña podía darse en Kilómetro 5 y buscaron con un doble cinco apretar la salida del "Azzurro", y hasta pudo haberse puesto en ventaja con un remate de media distancia de Leandro Rodríguez, que Maya despejó sobre el ángulo derecho.
Diadema jugó mejor el primer cuarto de hora, presionando y generando juego por las bandas, pero la CAI fue más punzante. Sobre la media hora, Carrizo recibió y habilitó a Vargas, que se proyectó por izquierda para tirar el centro al medio, y Dzaja defina cruzado para poner el 1-0.
Fue el primer cachetazo para los de Kilómetro 27, que necesitaban una victoria para pelear la categoría en la promoción frente a Próspero Palazzo, pero no se resignó y siguió con las mismas convicciones, hasta que a los 35m Romero quiso entrar con pelota dominada al área y Olima le pegó un codazo en la boca.
Luis Fimiani no dudó en cobrar la pena máxima, pero la experiencia de Martín Subiabre no estuvo a la altura de las circunstancias, ya que le pegó suave a la izquierda de Maya, que contuvo sin demasiados problemas.
El DT de Diadema apostó lo que tenía en el banco, y se la jugó con una línea de tres en el fondo. Sacó a Figueroa y lo mandó a Fernando Calculef, para que acompañe a Soto y Pardo, que no fue el de otras tardes y no aportó la cuota de fútbol que el equipo necesitaba.
El calor se hizo sentir en la tarde comodorense, y los de Kilómetro 27 acusaron el desgaste. Y si las piernas no respondían como al principio, con el segundo gol a los 11m por intermedio de Matías Carrizo, la cabeza ya no era la misma.
Los dirigidos por Segura hicieron su trabajo y no sacaron el pie del acelerador. Tres minutos más tarde, puso el 3-0 Carrizo, quien le ganó en velocidad desde mitad de cancha a los dos centrales, y el ingresado Maximiliano Morales estiró la ventaja tras una habilitación de Cárdenas.
Diadema ya no tenía resto, sólo el espíritu combativo de Leandro Rodríguez en la mitad de la cancha. Sobre los 35m, Dzaja sentenció la historia.
Fimiani terminó el partido con buen criterio a los 35m y las lágrimas de Axel Romero y el ingresado Martín Mansilla fueron una muestra del triste momento que vive Diadema. El viernes falleció su compañero de equipo Néstor Soviers en un accidente automovilístico, y ayer le tocó perder la categoría pero los compañeros se juntaron en el círculo central, aplaudieron a las familias que se acercaron a la cancha y se retiraron todos juntos sin reprocharse absolutamente nada. Saben internamente que el fútbol les dará revancha.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico