La CAI se hizo grande con la sencillez de los más chicos

Tras conocerse la noticia a través de El Patagónico, que un grupo de nenes mantenía vivo su espacio para jugar al fútbol, los protagonistas de la entidad "azzurra" los visitaron y les llevaron algunos presentes por mantener intacta la pasión por el deporte.

por Angel Romero
a.romero@elpatagonico.net
No faltó nada: hubo público, murga y una recepción de las mamás con la cual el plantel profesional de la Comisión de Actividades Infantiles fue recibido en la cancha de tierra del barrio Stella Maris, donde por empeño de los chicos de ese barrio que se esfuerzan día a día, se mantiene un espacio donde pueden disfrutar de la mayor pasión de los argentinos.
El jueves pasado, cuando se conoció del esfuerzo de los chicos por mantener su canchita a través de El Patagónico, la noticia movilizó a los jugadores del plantel profesional de la CAI, que se prepara para afrontar el torneo Federal B, en especial porque la mayoría se relacionó con la pelota en espacios similares.
José "Portu" Guerreiro, referente de "CAI Solidaria", aprovechó la ocasión y pudo darle viabilidad al primer gesto altruista con el cual el grupo abre el año.
"Cuando se conoció la noticia, a los jugadores les entusiasmó poder acercarse y conocer a chicos como estos, que con su esfuerzo mantienen su propio campo de juego sin ningún tipo de ayuda", destacó.
"La propuesta fue tomando forma y elegimos venir hoy (por ayer), compartir con ellos algún 'picadito', dejarles algunas pelotas y poder de alguna manera apoyarlos para que no aflojen, en especial porque los chicos mismos están gestionando para que les cierren el predio", sostuvo Guerreiro, de la agrupación que hace 8 años funciona como complemento social de la entidad "azzurra".
Los jugadores Marcos Rilo, Lucas Reynoso, Marcos Ruiz, Jonatan Morales, Franco Prieto, Christopher Lukaschewski y Lautaro Cáceres asistieron en compañía de parte del cuerpo técnico y Sixto 'Mumo' Peralta, quienes fueron recibidos por la murga del barrio, antes de las fotos para retratar el momento y dar lugar al 'picadito' en la cancha de tierra.
"Venimos para divertirnos un poco con los chicos, esa es la primera intención. Que la cancha sea de tierra no me asusta porque yo me inicié en un espacio como este en Trelew, y cuando vine a la CAI jugué en la misma superficie", sostuvo Marcos Rilo en un intervalo de la jornada.
En la mirada en general, el defensor expresó que era su primera vez en participar de una actividad social con el club. "Años anteriores les tocó ser parte de estas iniciativas a otros jugadores más grandes como Mauro Villegas, y ahora me tocó a mí. Y la verdad es que es interesante, porque en Trelew no se le da tanta importancia al fútbol como acá", reafirmó el jugador que está en trabajos de plena pretemporada.
"Respecto al equipo, todos nosotros volvemos a jugar un torneo que ya conocemos. Que es largo y muy difícil, pero nos estamos preparando de la mejor manera para lo que se viene. Ya nos tocó ascender, así que tenemos conocimiento de lo que vamos a afrontar", recalcó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico