La cámara callejera de Km 3 estaba funcionando cuando se la robaron

El jefe del Centro de Monitoreo, Fabián Infante, confirmó a El Patagónico que el domo que se robaron el lunes a las 16 en la calle Piloto Villarino al 500 del barrio San Martín Este, emitía señal hacia la central cuando se la llevaron. Los delincuentes quedaron registrados en otras cámaras, por lo que esas imágenes ya fueron entregadas a la Brigada de Investigaciones para identificarlos.

El insólito robo de una cámara del Centro de Monitoreo el lunes en plena tarde -como dio cuenta de manera exclusiva El Patagónico-, aún no tiene autores identificados. Sí se confirmó que existe un vehículo implicado que quedó registrado en las imágenes de otra cámara. Dichos registros ya se han puesto a disposición de la Brigada de Investigaciones por parte del Centro de Monitoreo que funciona en Ameghino y Belgrano.
El robo del domo -cámara con capacidad de giro de 360 grados- que estaba ubicado en un poste de Piloto Villarino al 500 del barrio San Martín Este, ocurrió el lunes a las 16. Lo que preocupa de sobremanera a los vecinos del sector ya que temen que se deba a una maniobra delictiva para dar algún golpe en las residencias del lugar.
Ayer el jefe del Centro de Monitoreo, Fabián Infante confirmó a este diario que el domo que se robaron estaba funcionando. Explicó que en algunos casos cuando el viento ayudado por los árboles agita los cables del interconectado de las cámaras la señal se corta y no se puede monitorear.
En total en Comodoro Rivadavia hay 107 cámaras de seguridad y las que mayor funcionalidad cumplen por sus características a la hora del monitoreo son los domos en comparación con las cámaras fijas.
Un vecino del sector advirtió la maniobra sospechosa del robo de la cámara y alertó a Monitoreo, pero los delincuentes que descolgaron el domo escaparon rápidamente sin ser detenidos. Aunque en la huida hacia el sector costero de Kilómetro 3, quedaron registrados en otro domo que funciona en el lugar.
Esas imágenes ya fueron puestas a disposición de la Brigada de Investigaciones por parte del Centro de Monitoreo, en busca de dar con la identidad de los autores. La policía cuenta con un vehículo de determinadas características y una chapa patente como pistas firmes.
Lo osados que fueron los delincuentes en robar una cámara en un sector residencial y escapar sin ser atrapados por la policía, preocupa a los vecinos y enciende la alarma en el sector.
¿Cuál fue el propósito de los ladrones?, es la gran incógnita. Se alzaron con una cámara de gran valor económico y funcional. Incluso midieron el tiempo de respuesta de la policía. Lo que más le preocupa a los vecinos es que en ese sector donde tenían monitoreo quedaron al descubierto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico