La Cámara de Diputados convirtió en ley la reforma del Impuesto a las Ganancias

La reforma de la ley sancionada ayer aumenta el mínimo no imponible a 37.000 pesos brutos, unos 30.500 de bolsillo para casados con dos hijos, y a 27.941 pesos brutos, unos 23.200 de bolsillo para solteros. También establece una nueva escala que modifica la vigente desde el 2000.

La Cámara de Diputados convirtió en ley ayer la reforma del impuesto a las Ganancias que eleva el mínimo no imponible a 37.000 pesos de salario brutos para los casados y a 27.941 pesos para los solteros.
La iniciativa, acordada entre el gobierno, la CGT y los mandatarios provinciales fue sancionada por 167 votos aportados por Cambiemos, el Frente Renovador, Progresistas, el bloque Justicialista, Movimiento Evita, el Frente Cívico de Santiago del Estero, y Junto por la Argentina.
El Frente para la Victoria se ausentó de la sesión porque quería que se debatiera primero su dictamen de minoría, solicitud que no está contemplada en el reglamento, aunque se quedaron en el recinto el presidente del PJ, José Luis Gioja, y sus pares Ramón Tovares, Sandra Castro, y la tucumana Virginia Gallardo.
Los cuatro votos de rechazo fueron de los diputados del Frente de Trabajadores de Izquierda Néstor Pitrola, Laura Sosa, Pablo López, y Juan Carlos Giordano, mientras que se abstuvieron los legisladores puntanos Luis Lusquiños, Berta Arena y Alcira Argumendo, de Proyecto Sur.
El dictamen de mayoría sancionado ayer aumenta el mínimo no imponible a 37.000 pesos brutos (30.500 de bolsillo) para casados con dos hijos, y a 27.941 pesos brutos (23.200 de bolsillo) para solteros, y establece una nueva escala que modifica la vigente desde el 2000.
El proyecto mantiene las deducciones por hijo, cónyuge, padres y empleada doméstica, al tiempo que permite descargar viáticos hasta un 40 por ciento, aunque, en el caso del transporte no se pondrán límites, y un 40 por ciento los alquileres de vivienda, con un tope de 51.000 pesos.
También establece que los jueces o empleados que ingresen en el Poder Judicial pagarán ganancias y en el caso de los jubilados lo harán cuando su haber supere los 30 mil pesos mensuales.
El costo fiscal de la reforma de la cuarta categoría será de unos 50.000 millones de pesos, de los cuales 27.000 están incluidos en el Presupuesto, y el resto se compensará con impuestos al juego y aumento del consumo. Los 6.000 millones de coparticipación que aportarán las provincias se compensará con el 2 por ciento destinados a Aportes del Tesoro Nacional (ATN).
El por máquinas fue reemplazado por un incremento a las ganancias de los juegos de azar de 35 al 41,5 por ciento y se estableció que los juegos de azar pagarán 0,75% por apuesta y los online un 2,5%.

"INJUSTICIA HISTORICA"
El debate, que se extendió por dos horas, fue abierto por el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Luciano Laspina (PRO) quien aseguró que el proyecto "viene a reparar una injusticia histórica, las profundas inequidades y distorsiones que se fueron generando los últimos años, que implicaron subirles los impuestos a los trabajadores sin pasar por el Congreso nacional".
En ese sentido, Laspina atribuyó el crecimiento del impuesto a las Ganancias a la inflación "que el anterior Gobierno ocultó" y definió al proyecto aprobado por el Senado como "fruto" del diálogo con gobernadores, CGT, Gobierno y distintos bloques legislativos, al señalar que "hubo una decisión valiente por parte del presidente Macri, que fue primero convocar al diálogo".
Por su parte, Gioja justificó su decisión de participar de la sesión al afirmar: "que hayamos acordado no significa que estemos todos felices ni que este proyecto sea el mejor de todos".
El legislador sanjuanino defendió la quita de retenciones a la minería porque "es la única actividad que hizo que mi provincia crezca" y dijo que si se tiene que analizar tributos a actividades productivas "se debería mirar la Pampa Húmeda".
Desde el Frente Renovador de Sergio Massa, Héctor Daer, integrante del triunvirato que conduce la CGT, destacó que es "fundamental avanzar en este debate que por error político de este gobierno no se llevó a cabo antes" y cuestionó a "algunos gobernadores" que "sobreactuaron en contra de lo que habíamos dispuesto", tras agradecer la actitud de los senadores para consensuar el texto, aprobado ayer en el Senado por amplia mayoría.
Por el bloque Justicialista, Oscar Romero adelantó el respaldo al proyecto "a pesar de tener diferencias con el texto" aunque, sostuvo, "es a lo que se pudo llegar" y admitió que en el bloque integrado por Diego Bossio están "dolidos con la actitud de algunos gobernadores".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico