La cámara empresaria advierte que el veto a la ley "sería aún peor"

"El proyecto de ley es malo", dijo el dirigente empresario. En este sentido solicitó que "se deje de lado el típico pase de facturas políticas entre los diferentes partidos, que toman de rehenes a los trabajadores y a las pymes".

El secretario general de la Confederación General Empresaria (CGERA), Raúl Zylberzstein, reclamó tanto al Gobierno nacional como a la oposición a elaborar "una medida más consensuada, equilibrada y productiva" que reemplace al proyecto de emergencia ocupacional que se tratará en Diputados y a la que calificó como "un pase de facturas".
"El proyecto de ley es malo", dijo el dirigente empresario, quien no obstante consideró que el veto por parte del presidente Mauricio Macri a esa norma "sería aún peor". En este sentido solicitó que "se deje de lado el típico pase de facturas políticas entre los diferentes partidos, que toman de rehenes a los trabajadores y a las pymes".
"Las pymes no despiden, sino que directamente se funden y cierran sus puertas", señaló Zylberzstein, y recordó que "el primer error es tratar de abarcar a todos con una sola norma" al diferenciar el empleo estatal, el privado, el empleo en las grandes empresas, en las pymes, en el campo, en los importadores.
Por su parte, el ministro de Producción, Francisco Cabrera pidió a los empresarios que planteen alguna alternativa al proyecto de ley que impulsa la oposición para prohibir los despidos, por ejemplo comprometerse a que "durante 60, 70 u 80 días no va a despedir a nadie".
"Ante una ley antidespidos que consideramos defectuosa, porque no va a cumplir con los objetivos que se plantea sino que va a hacer lo contrario, le pedimos a los empresarios que una forma de generar un impacto sobre quienes toman estas decisiones es tener algo que decir", sostuvo Cabrera de cara al debate en la Cámara de Diputados del proyecto de ley con media sanción del Senado que instala la doble indemnización, entre otros puntos.
En ese sentido, el funcionario les propuso que "para poder sentarse a la mesa con autoridad, que digan que durante 60, 70 u 80 días no van a despedir a nadie", como alternativa. Que digan "algo que ya piensan hacer, que lo manifiesten públicamente con un compromiso, por escrito y que den la cara".
Eso sí, les aclaró que el Gobierno no va a "convocarlos" sino que ellos deberían hacerlo "voluntariamente, dado que es importante que participen en las decisiones que se tomen desde la política en temas con el empleo y la inversión".
Por otro lado, luego de afirmar que de no haber cambios votaría la ley de emergencia ocupacional tal como fue aprobada en el Senado, el diputado y líder del Frente Renovador dijo que esa norma, que se discutirá esta semana en la Cámara baja, "tal como está redactada no está protegiendo a los trabajadores".
En este sentido, insistió en que al proyecto con media sanción puedan introducírsele los cambios de protección a las pymes que promueve el FR y hacer que la aprobación del proyecto siga dilatándose y vuelva al Senado.
Dijo además que le "causa gracia la celeridad de algunos" dirigentes de la oposición "ahora, cuando en septiembre del año pasado, cuando aparecieron como síntoma concreto los despidos", lo "trataban de irresponsables por plantear este tema".
Reiteró que "es fundamental que frenemos los despidos y que la ley genere castigo a aquellos que despiden, y esa es la doble indemnización" pero salió al cruce de la posición del Frente para la Victoria: "No podemos discutir desempleo sin discutir empleo. Es absurdo que usted diga 'quiero frenar los despidos, pero no genero nuevos empleos'".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico