La Cámara Federal confirmó el procesamiento de Cristina y Kicillof por la causa dólar futuro

Los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah, que integran el tribunal, también ratificaron el embargo de15 millones de pesos dispuesto por el juez que lleva adelante la causa, Claudio Bonadio.

La Cámara Federal porteña confirmó el procesamiento a la ex presidente Cristina de Kirchner en la causa por la venta de dólar futuro al final de su gobierno.
La resolución fue firmada por los jueces de la Sala II Eduardo Farah y Martín Irazun. Además de Cristina, los magistrados ratificaron el procesamiento del ex ministro de Economía, Axel Kicillof, el ex titular del Banco Central, Alejandro Vanoli, los ex vicepresidentes Sebastián Aguilera y Miguel Angel Pesce, el actual director Martín Biscay, los ex directores de la entidad Flavia Marrodán, Alejandro Formento, Germán Feldman, Juan Miguel Cuattromo, Bárbara Emilia Domatto Conti, Mariano Beltrani, el ex presidente de la CNV, Cristian Girard, el ex vocal de la CNV Guillermo Pavan y el hombre de confianza de Kicillof, el economista David René Jacoby.
Los jueces que integran el tribunal, también ratificaron el embargo de15 millones de pesos dispuesto por el juez que lleva adelante la causa, Claudio Bonadio.
A todos se les imputa una infracción al artículo 173, inciso 7° (defraudación), que según el inciso 5° del artículo 174 del Código Penal tiene una condena de dos a seis años de prisión.
Los magistrados repasaron las críticas de los abogados defensores al juez de primera instancia, Claudio Bonadio y rechazaron la posibilidad de aplicarle una sanción o dictar la nulidad de la causa N° 12.152/2015. "Los agravios de las partes no provienen de la falta de fundamentación o arbitrariedad sino en sus diferencias con la lógica valorativa seguida por el juez de grado", afirmaron.
En su voto Iruzun remarcó que la pesquisa no apunta a cuestionar la "legitimidad" de la venta de contratos de dólar a futuro, sino que se "orientó a determinar" si esas operatorias violaron la Carta Orgánica del Central, en beneficio de terceros y perjudicando el patrimonio de la entidad.
En esa línea, se quejó de que se ha "intentado instalar la idea de que se trata de una discusión ajena al ámbito jurídico penal" y aclaró que sí corresponde "esclarecer" si existió un "eventual exceso, abuso o extralimitación en el ejercicio de un cargo público como consecuencia de haberse vendido contratos de dólares a futuro -atribución expresamente conferida por la ley- a un precio que no era el de mercado -como exigía la misma norma".
"No se trata de juzgar criterios de oportunidad, mérito o conveniencia privativos de otro poder del Estado, sino de establecer si la autoridad fue ejercida dentro de los límites impuestos por la ley que fijó", agregó Iruzun, quien puso bajo la lupa la velocidad administrativa con la que se extendió el límite de las ventas a futuro de U$S10.000 millones a U$S20.000 millones.

"VIOLACION DE NORMAS"
Tras analizar una serie de resoluciones del Central y la CNV, Iruzun consideró que "efectivamente la venta de dólar futuro en el período investigado se hizo en abierta violación a las normas que rigen su actividad".
El camarista recordó que el artículo 18 de la Carta Orgánica faculta a la entidad monetaria a "intervenir en el mercado de futuros con fines de regulación", pero con un "límite muy preciso: su intervención debe ser a precio de mercado".
A las ex autoridades del BCRA les confirmaron el procesamiento por "tomar decisiones contrarias a las exigidas por las normas que regulaban su actuación". En concreto, los acusan de "materializar" las decisiones de Cristina y Kiciloff. "Las operaciones concertadas por la entidad fueron consecuencia de la línea de actuación decidida por la titular del Poder Ejecutivo Nacional y el Ministro de Economía", indicó.

DOLAR BLUE
Por último, el juez de la Sala II incorporó una llamativa reflexión sobre el dólar blue, que según sus opiniones, no sería otra cosa que el valor "real" de la divisa en momentos de crisis. "Es dable concluir que eso que en las apelaciones las defensas llaman 'ilegal' o 'paralelo' no es otra cosa, en realidad, que el criterio que el hombre común ha aplicado en situaciones de emergencia o inestabilidad económica para asignarle un valor real a las cosas, a sus propiedades, a sus deudas, a sus proyectos y a sus ingresos, entre tantas otras cosas, por fuera de lo que pretendiera imponer la autoridad de un modo ficticio. No hace falta demostrar nada al respecto. Nuestra propia experiencia nos recuerda cuál era el valor real de nuestro peso argentino respecto del dólar, más allá de la voluntad de la autoridad económica de turno. Todos, indefectiblemente, entre septiembre y noviembre de 2015, reconocíamos que el valor del dólar estaba entre $14 y $15", remarcó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico