La Cámara Nacional Electoral aceptó la queja de la lista Azul

La Cámara Nacional Electoral aceptó ayer el recurso en queja que, por lo resuelto por el Juzgado Federal Electoral de Rawson, presentaron los apoderados de la lista Azul del justicialismo chubutense, que protestaron por la intromisión judicial sobre la vida interna de los partidos políticos. Hoy el juez Hugo Sastre convocó a las partes a una reunión de conciliación.

La interna del justicialismo chubutense, que tiene como fecha de votación el 13 de noviembre, sigue transitando terrenos judiciales. Ayer, a tan solo diez días de presentado, la Cámara Nacional Electoral aceptó el recurso de queja de la lista Azul, que a nivel provincial orienta el intendente comodorense Carlos Linares y que había sido puesto a consideración sobre lo resuelto por el entonces juez subrogante Gustavo Lleral.
En los considerandos, dando como válidas las observaciones efectuadas por los azules, la Cámara Nacional indica que lo resuelto por el Juzgado Federal, que desconoció lo definido por la junta electoral partidaria, bien pudo haber vulnerado o puesto en juego “el método democrático interno” que son las elecciones periódicas “de autoridades y organismos partidarios, en la forma que establezca cada partido”.
El juez subrogante Gustavo Lleral, ante la denuncia de los celestes y blancos del intendente de Trelew, Adrián Maderna, ordenó a la junta electoral que reinstale en competencia interna a esa lista que, por carecer de los avales necesarios, había sido dada de baja para competir por los cargos a los organismos provinciales, Consejo y Congreso.
Ante esta determinación, luego ratificada ya por el juez titular Hugo Sastre, los azules concurrieron en queja ante la Cámara y la junta electoral tuvo que redefinir un nuevo cronograma, que incluyó revisión de avales y distribución de los cargos de acuerdo a la ley de cupo femenino, y que tiene como fecha de comicios el 13 de noviembre.

LA REUNION DE HOY
El juez Hugo Sastre, antes de que se conociera el pronunciamiento de la Cámara, había convocado a las partes ( la junta electoral y los apoderados de ambas listas) a una reunión de conciliación para hoy a las 10. En ese encuentro, en función a otro planteo de los celestes y blancos, se le iba a solicitar a la junta que vuelva a cambiar la fecha de las elecciones, adelantándola una o dos semanas.
“Vamos a asistir a esa reunión pero ahora, con esta apertura de la queja de la Cámara Nacional Electoral, el pedido de adelantamiento tiene menos sentido, ya que habrá que ver qué es lo que en definitiva resuelve la Cámara”, aseguró ayer a El Patagónico el viceintendente Juan Pablo Luque, uno de los integrantes del organismo electoral partidario.

FOJAS CERO O SE VOTA
EL 13 DE NOVIEMBRE
El escenario es complejo ya que si la Cámara le da los razones a los azules, e indirectamente a la junta electoral, la interna debería volver a foja cero, es decir que la celeste y blanca quedaría fuera de competencia para los cargos provinciales y solo habría interna, el 13 de noviembre, en algunos Consejos de Localidad.
En el caso de que la Cámara rechace finalmente el planteo de los azules, la interna se realizaría el 13, con la competencia total, es decir con celestes y blancos y azules disputando los cargos al Consejo y Congreso Provincial del Partido Justicialista.


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico