La cara más federal del fútbol de salón

El campeonato logrado ayer por Argentina fue en una competencia organizada por la FIFA y con un plantel integrado mayoritariamente por jugadores que pertenecen a clubes de Buenos Aires.
Mucho antes de que la FIFA viera al futsal como un potencial negocio y decidiera incluirlo bajo su órbita organizativa, ese deporte se practicaba y se continúa practicando todavía bajo otra organización internacional como la Asociación Mundial de Fútbol de Salón (AMFS) que organiza mundiales desde la década de los 70.
En ese contexto, la Confederación Argentina de Fútbol de Salón –afiliada a la AMFS- ha fortalecido su competencia en el interior del país, fomentando el federalismo con campeonatos argentinos de selecciones y de clubes. También ha sido tradición que sus selecciones nacionales estén integradas por jugadores de las ligas del interior.
De ese modo, en 1994 dos jugadores comodorenses fueron campeones mundiales de futsal –Rigoberto Cárcamo y Eudulio Barría- en una copa jugada en la Argentina.
El plantel albiceleste que le ganó 2-1 a Colombia en la final estaba dirigido por el rosarino Luis del Re y Comodoro Rivadavia fue sede de uno de los grupos de la segunda fase.
Así se puso ver en acción en el gimnasio del club Huergo a la Argentina, República Checa, Uruguay y Portugal. El equipo lusitano venía de ser campeón del anterior mundial.
Esa fue la única Copa del Mundo que Argentina ganó en las competencias organizadas por la AMFS. Sin embargo, también llegó a la final en 2007 cuando la Copa del Mundo volvió a jugarse en nuestro país, pero con Mendoza como única sede.
Esa selección que cayó 1-0 en la final ante Paraguay estuvo dirigida por el comodorense Miguel Schlebusch con un plantel integrado por cuatro futbolistas de esta ciudad: Walter Figueroa, Aníbal Núñez, Néstor Endrinal y Facundo Contreras.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico