La carpa transparente que permite mirar las estrellas

Es un producto innovador, sin dudas un objeto de lujo que emula la forma más "gasolera" de hospedarse. Brinda una experiencia diferente, aporta confort y protección ante las posibles adversidades climáticas del frío o la lluvia..

Quienes aman viajar y recorrer nuevos destinos por todo el mundo, conocen bien que un cielo estrellado es una de los espectáculos naturales más increíbles que la luz artificial de las ciudades en muchos sitios ha ocultado. Pero la compañía Holleyweb, del Reino Unido, diseñó una carpa transparente donde se puede observar la inmensidad del cielo mientras se descansa. De esta manera la belleza de los paisajes no se apaga al llegar la noche. Permite contemplar los sonidos naturales, los cursos de agua, la fauna del sitio, percibir los aromas de las flores silvestres, y encontrar en el cielo una estrella fugaz.
En la misma línea que la Tentsile, la bolsa de dormir que también es carpa, o las tiendas modulares, esta creación brinda una experiencia diferente para el viajante que, además, aporta confort y protección ante las posibles adversidades climáticas del frío o la lluvia. Se trata de un artículo de lujo recién salido al mercado que no hace más que agregar "glamour" a la tradicional forma de acampar.
El diseño, proveniente del francés Pierre Stéphane, dispone de un espacio interior amplio que puede equiparse a medida del viajero, creando un sitio de paz y tranquilidad que permite una visión de 360º de la naturaleza lindante. Además, debido a la geometría y diseño, las burbujas producen un efecto acústico de silenciamiento, generando una sensación de calma y relajación.
La cúpula mide 4 x 3 metros de altura, y el túnel de ingreso 2 x 2 metros. Alberga con comodidad a dos personas, es impermeable y resistente al fuego.
Los módulos se inflan con una bomba manual, creando una burbuja en solo 10 minutos, y se mantiene erguida gracias a un ventilador integrado que crea constantemente una leve presión contra las paredes. Esto, a su vez, genera un sistema de renovación del aire, evitando los problemas de humedad y proporcionando aire fresco al interior. Su sistema impide que las paredes se empañen y, a pesar de que los factores externos como el sol pueden dañar la burbuja, sus creadores aseguran que se mantiene en perfecto estado durante años, y es perfecta para cualquier estación. Incluso puede tener una garantía de entre 1 y 4 años, periodo durante el que se podrán cambiar o pedir piezas, materiales o complementos determinados. Cuando no pueda utilizarse más, todos sus materiales pueden reciclarse.
Existen dos versiones de esta carpa: una de ellas es completamente transparente, y la otra contiene una cobertura en los laterales para generar mayor privacidad. Cada una cuenta con un suelo de madera, un ventilador portátil con filtro, una cubierta protectora y una bolsa de transporte.
La tienda puede personalizarse para incluir adornos, sistemas de iluminación solar, LED, muebles inflables, baños portátiles, calefacción, e incluso una habitación exclusiva para las mascotas.
Sin duda, esta burbuja crea la posibilidad de vivir una experiencia única para disfrutar de las estrellas, sin renunciar a ninguna comodidad, y despertarte al otro día con energía y buen humor. Las desventajas son que vale unos 1.800 euros, y se precisa un lugar para enchufar el inflador, el cual es necesario para que la tienda se sostenga, algo un poco difícil de hallar si se decide instalar en medio de la naturaleza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico