La Casa Rosada reabre sus puertas

La posibilidad de recorrer los principales patios, salones, incluso el despacho del actual jefe de estado y también el histórico balcón donde el tres veces presidente Juan Domingo Perón daba sus discursos de cara a la Plaza de Mayo, volvió a ser posible. Un recorrido imperdible.

La Casa Rosada es un edificio de valor histórico –data de finales del siglo XIX- que se encuentra emplazado en el sitio que alguna vez ocupó el Fuerte de Buenos Aires, sede del poder durante el período colonial y, luego de 1810, de los primeros gobiernos patrios. La recorrida, que se volvió un clásico, es coordinada por un plantel de guías especialmente capacitados, y dura aproximadamente 50 minutos. Se puede realizar los sábados, domingos y feriados de 10 a 18.
Para inscribirse online, un trámite obligatorio para hacer las vistas –tal como ocurre en los principales lugares turísticos del mundo-, se deberá ingresar a la página web de Presidencia de la Nación www.casarosada.gob.ar.
Para ingresar a la Casa Rosada es imprescindible disponer del comprobante de inscripción (impreso o digital) y de un documento que acredite su identidad (DNI, pasaporte, documento extranjero).
Los visitantes deben presentarse 20 minutos antes del turno otorgado, en Balcarce 50, la entrada principal de la Casa.
Los visitantes podrán observar la Galería de Idolos Populares, donde están las fotos de Diego Maradona –incluida otra de su famoso gol con la 'mano de Dios' a los ingleses-, Juan Manuel Fangio, Oscar 'Ringo' Bonavena, Isabel Sarli, Gilda, Carlos Gardel, Tato Bores y Lolita Torres, como así también las caricaturas de Mafalda y Clemente.
La visita incluye el acceso al histórico Salón de los Bustos, donde están las esculturas de los presidentes desde Bernardino Rivadavia, quien se desempeñó entre el 8 de febrero de 1826 y el 27 de junio de 1827.
En la planta alta se encuentran las principales oficinas de gobierno, comenzando por la del Presidente, enclavada en una de las esquinas con vista a la Plaza Colón. Conectado por una puerta está el despacho del jefe de Gabinete de Ministros y, muy cerca, cruzando un pasillo, el del secretario General de la Presidencia. Muy próximo a esos despachos está el Salón Blanco, donde el jefe de Estado al asumir toma posesión de los atributos presidenciales, recibe a mandatarios de otros países, ofrece usualmente sus principales discursos y juran los ministros y otros funcionarios.
En el primer piso, pero del lado de la Plaza de Mayo, está el Salón Eva Perón, que nunca utilizó la dirigente justicialista pero que fue llamado así porque en realidad hay objetos de Evita, como un escritorio que utilizaba en la labor diaria en su oficina en su Fundación, luego Concejo Deliberante y hoy Legislatura porteña, casi frente al Cabildo porteño.
Pero para dar sus discursos Perón y otros mandatarios que lo sucedieron atraviesan ese salón y salen al histórico balcón de la Casa de Gobierno, frente a la Plaza de Mayo.
Cercano y también con vista a la Plaza de Mayo está el Salón de los Científicos, otro espacio utilizado por el presidente y los funcionarios, como cuando recientemente se firmaron convenios en las visitas de los jefes de Estado de Francia, Francois Hollande, y de Estados Unidos, Barack Obama.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico