La cascada más alta de Tucumán

El salto Los Pizarros está escondido en los Valles Calchaquíes, cerca del poblado de La Cocha, en el Sur, donde tras una caminata de una hora los visitantes pueden mitigar el calor con un chapuzón en esas aguas cristalinas que se precipitan desde 80 metros de altura.

La cascada tiene una caída libre similar a la Garganta del Diablo de las Cataratas del Iguazú, y su caudal forma un velo de novia que cubre un par de cuevas entre las piedras, por las que baja, y donde los helechos y otros vegetales surgen como agradecidos de las paredes de la sierra.
Al fondo de la caída, el agua forma un piletón inmenso de casi 50 metros de diámetro, verde y transparente, donde los visitantes se pueden bañar, nadar y ducharse bajo la cortina fresca que viene de las vertientes de las cumbres del cerro Quico, luego de pasar por otras dos cascadas, más pequeñas pero no menos lindas.
Los Pizarros es un paraje ideal para el turismo aventura. Pero debido a la falta de infraestructura (merenderos, asadores y señalización) y una obligada caminata de una hora, este paseo es sólo apto para personas con buen estado físico, que deberán llevar alimentos y agua para el trayecto.
Si bien este espacio no está incluido en el circuito turístico que propone el Ente Tucumán Turismo, la temperatura del agua y la espesura del verde que contienen a esta cascada, conforman un espacio ideal para disfrutar de la naturaleza, con condiciones aptas para hacer trekking y rappel, para lo que se puede contratar a las empresas especializadas en este tipo de actividades.
De La Cocha a Los Pizarro hay unos cinco kilómetros y desde esa comuna, otros siete hasta el salto, al que conviene ir con un guía, ya que se trata de una zona de muchos senderos donde es fácil perderse debido a una mala elección.
Al paseo se debe llevar protector solar y repelente de insectos, además de una muda de ropa seca, mucha agua y anteojos de sol.
El experto recomendó también alojarse en Concepción o en Aguilares para recorrer esta zona de los Valles Calchaquíes, en el sur de Tucumán, que se mantiene casi inexplorada y que hasta muchos tucumanos todavía desconocen.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico