La causa penal por el triple crimen de la efedrina pasó a la Justicia Federal

La juez federal porteña María Romilda Servini de Cubría debe resolver si acepta el expediente y lo unifica con la investigación que lleva adelante por tráfico de efedrina.

El juez de Garantías 1 de Mercedes, Facundo Oliva, se declaró ayer incompetente para continuar investigando el triple crimen de General Rodríguez y consideró que ese expediente debe unificarse con el que lleva adelante su par federal porteña, María Romilda Servini de Cubría, por tráfico de efedrina, ya que ese fue el móvil de los homicidios.
La medida fue dispuesta tras un planteo de incompetencia por declinatoria formulado por el fiscal Juan Ignacio Bidone, al que el magistrado hizo lugar ayer, por lo que el expediente será enviado a la Justicia federal de la Capital Federal.
Luego, la jueza debe resolver si acepta el expediente, previa vista al fiscal de la causa, aunque fuentes de la investigación señalaron a Télam que la magistrada no la rechazará.
El fallo del juez Oliva señala que Bidone, quien tuvo a su cargo la investigación de los homicidios de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35) ocurridos en 2008, entendió que la causa que instruye desde 2008 tiene conexidad con la de Servini de Cubría.
Al respecto, el juez recordó que en el expediente de la Justicia federal se estableció que entre 2004 y 2008 se importaron al país 47.625 kilos de efedrina, de los cuales casi 41.000 kilos finalizaron en manos de condenados y procesados por maniobras de narcotráfico.
Los procesados son el ex titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR) durante el kirchnerismo, José Granero, los hermanos Miguel Angel y Máximo Zacarías, ambos ligados al anterior gobierno, y tres funcionarios del área de control del organismo.
A todos se los acusa de haber cumplido diferentes roles para introducir al país materias primas destinadas a la fabricación de estupefacientes.
En el fallo, Oliva recordó que en el juicio realizado por el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Mercedes en 2012 se condenó por el triple crimen a los hermanos Christian (44) y Martín Lanatta (42) y Víctor (35) y Marcelo Schillacci (36), los tres primeros protagonistas de una fuga ocurrida en diciembre.
El magistrado remarcó que "tales crímenes guardaron una estrecha vinculación con el intenso tráfico de efedrina que en tales momentos se realizaba en el país" y que la sala II del Tribunal de Casación Penal ratificó ese móvil al confirmar la sentencia.
Oliva también mencionó que en la causa se dictó la captura nacional e internacional de Ibar Pérez Corradi (38), quien es considerado el autor intelectual de los crímenes de las víctimas, "todos con profusas vinculaciones con el tráfico de la efedrina", señaló el juez.
El fallo hace referencia a que las causas deben unificarse en razón de "celeridad y economía procesal" y cita como antecedente un fallo de la Corte Suprema de Justicia de diciembre para que tramiten en la Justicia federal de San Isidro la causa por los crímenes de tres colombianos vinculados al narcotráfico junto con la que se investiga al suspendido fiscal general de ese distrito Julio Novo y a sus subordinados por presunto encubrimiento de esos hechos.
"La conveniencia de que las investigaciones sean apreciadas y juzgadas en conjunto resulta ahora manifiesta", destacó el juez y resolvó declinar la competencia en el juzgado de Servini de Cubría por la "estrecha e inequívoca vinculación" con la causa por tráfico de efedrina.
El abogado de la familia de Bina, Alejandro Sánchez Kalbermatten, dijo a Télam que no está de acuerdo con la medida dispuesta por el juez de Mercedes porque si la causa pasa a la órbita federal beneficiará a Pérez Corradi, aunque adelantó que no obstaculizará la investigación.
"Que la causa se federalice va a permitir que Pérez Corradi haga un intento por interponer la ley del arrepentido (todavía en proyecto) para ser juzgado. Para nosotros, que el móvil de los crímenes esté ligado al narcotráfico no implica que se modifique la competencia", señaló.
Mientras, el abogado de la familia Ferrón, Miguel Angel Pierri, sostuvo que está de acuerdo con la medida por "economía procesal" ya que "Pérez Corradi tiene varias causas y porque el fallo del tribunal oral determinó que el tráfico de efedrina es el móvil de los crímenes.
"La justicia federal dispone de mayores medios para juzgar con más agilidad", señaló Pierri a Télam y recordó que en 2008 ya había planteado que interviniera ese fuero cuando la causa estaba en la Justicia porteña.
Respecto de la relevancia de la ley del arrepentido en la causa, afirmó que "puede acelerar la captura de Pérez Corradi" en caso de ser aprobada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico