La CEOPE pidió autorización a Nación para despedir trabajadores petroleros

Si bien ayer se firmó un acuerdo para subir equipos, pagar deudas y sostener la actividad, hoy se conoció que la Cámara que agrupa a Empresas de Servicios Petroleros Especiales, presentó ante el Ministerio de Trabajo de la Nación el procedimiento preventivo de de crisis, similar a lo que hizo en Neuquén a comienzos de año. Esta medida afectaría a más de 900 trabajadores.

Ayer se llevó a cabo la mesa de monitoreo de la actividad petrolera donde las partes firmaron un acta de entendimiento, donde el Gobierno nacional puso fecha a las deudas de diversos programas. Con lo cual Pan American Energy (PAE) comprometió la suba a sus yacimientos de 10 equipos en el corto plazo; Tecpetrol subirá otros dos e YPF garantizó la actividad. Esas fueron las resoluciones a las que se arribó en el espacio de diálogo entre sindicatos y empresas en un contexto de crisis.

Sin embargo, esta mañana, se conoció que la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE), presentó en el Ministerio de Trabajo de la Nación un pedido para aplicar el "procedimiento de crisis" en sus asociadas en Chubut, lo que de avanzar permitiría despedir gente sin pagar el total de las indemnizaciones.

El dato lo reveló este martes el líder del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Chubut, Jorge "Loma" Ávila, en diálogo con Radio del Mar y manifestó que "es una provocación del CEOPE, por diez equipos que van a quedar parados tras el acuerdo ratificado ayer. No se puede justificar un procedimiento de crisis. Ya lo hicieron en Neuquén y ahora lo quieren hacer en Chubut", señaló el líder gremial.

El pedido de aplicación del procedimiento de crisis ingresó al Ministerio de Trabajo este mismo martes y, según Ávila, hay 900 trabajadores afectados directamente si esto avanza "pero el riesgo es para todos, porque como pasó en Neuquén, si le aprueban el procedimiento de crisis a la CEOPE después va a correr para todos los sectores y eso no lo vamos a permitir de ninguna manera".

"La CEOPE está apretando contra el acuerdo de paz social", disparó Ávila."Venimos teniendo una pelea sostenida hace tiempo con varios de sus miembros y siempre los acusamos de querer fogonear o imponer cosas que sufren en su país de origen. Representan a Schlumberger, Halliburton, Weatherford, Sodexo, Baker, multinacionales que el único interés que tienen es venir a ganar plata y piensan que todo el esfuerzo que hicimos en estos meses y todo lo que hicimos en Chubut también se lo tienen que llevar ellos".

REUNIONES PARA QUE SUBAN EQUIPOS

Ávila informó que hoy tendrán "intensas reuniones con YPF y PAE para ver cómo van a salir estos 15 equipos paralizados y empezar a buscar salidas para mirar el futuro de otra manera". Mientras que el jueves a las 15 horas se mantendrá un encuentro con la CEOPE, y mañana habrá plenario de delegados.

El sindicalista cuestionó que por este motivo, "se ha roto la cadena de pagos, hemos tenido problemas con las PyMEs que no pudieron pagar salarios y nos sorprende la notificación por parte de la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE) que viene a poner en Chubut un procedimiento de emergencia del mismo tipo que hizo en Neuquén para pagar el 50% de salario, poder producir el despido de la gente de Comodoro Rivadavia, algo que nosotros no vamos a permitir".

Además sostuvo que es "extraño que sigan con este procedimiento cuando se ha hecho un acuerdo con un acta firmada y donde van a subir 15 equipos más en la región de los cuales hay perforadores".

ABRIL Y JULIO MESES "COMPLICADOS"

Ávila también indicó que "abril y julio serán dos meses muy difíciles y complicados porque está el pago de aguinaldo y posible paritaria salarial en un contexto muy complicado por lo que será muy difícil subsistir. Pero si los equipos y la gente están trabajando, siempre se puede encontrar un mecanismo de solución".

"No vamos a discutir el aumento salarial, no vamos a hacer lo de Neuquén. Lo que digo es que si a los demás sectores les dan un mínimo, a nosotros también nos lo tienen que dar por la inflación y devaluación, y además para mantener el poder adquisitivo del sector", sostuvo el secretario general del Sindicato.

Consultado sobre el monto mínimo de incremento salarial, Ávila afirmó que "vamos a ir viendo lo que cierran los sindicatos grandes, pero no va a ser inferior al 20 o 21 por ciento; creemos que después de julio va a haber un mejoramiento en la industria petrolera que va a permitir posicionar con un barril que se mantiene en 39 y 43 dólares, lo que ayuda a achicar las diferencias y pensar a futuro con nuevas inversiones", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico