La CGT amenaza con un paro y reclama un bono de 2.000 pesos

El integrante del triunvirato que conduce la CGT, Carlos Acuña, detalló el temario. "Discutiremos con los sectores privados y estamos pidiendo un piso de $2.000 que se tomen como referencia. El reclamo es en forma paralela para con los trabajadores públicos", dijo Acuña.

En la previa a la reunión entre el Poder Ejecutivo, empresarios y sindicalistas, desde los gremios redoblaron las quejas contra el Gobierno nacional y advierten sobre la oferta que preparan en la Casa Rosada para evitar una huelga general.
El integrante del triunvirato que conduce la CGT, Carlos Acuña, detalló el temario. "Discutiremos con los sectores privados y estamos pidiendo un piso de $2.000 que se tomen como referencia y que cada sindicato discuta con cada sector productivo. El reclamo es en forma paralela para con los trabajadores públicos", dijo Acuña.
En declaraciones a Futurock FM, el estacionero remarcó que los $2.000 son de "referencia, tanto para trabajadores privados como estatales".
Consultado sobre las declaraciones del gastronómico Luis Barrionuevo, quien pidió "por lo menos dos años" de espera para las medidas del Gobierno, Acuña sostuvo que "al Gobierno hay que darle apoyo por cuatro años porque el Presidente fue electo por el pueblo".
"Ahora, -añadió Acuña- si después, el Gobierno todo lo hace en contra de los trabajadores, eso ustedes saben que no va a estar permitido. Si el Gobierno gobierna bien, no tendrá problemas en los cuatro años, pero si gobierna sólo para los patrones, seguramente van a tener el conflicto en la puerta".
El titular de los trabajadores de las estaciones de servicios opinó además que el Gobierno "ha mostrado en estos meses un perfil patronal, esperemos que se pueda revertir (porque) no podemos seguir viviendo con los niveles de pobreza que tenemos los argentinos".
Por su parte, el secretario General de la Unión Ferroviaria, Sergio Sasia, pidió un doble aguinaldo para los trabajadores. "Hoy el movimiento obrero carece de una agenda para abordar la problemática nacional y laboral; lo importante no es el bono de fin de año sino las paritarias y su reapertura", explicó Sasia a Splendid.
El sindicalista pidió "debatir políticas salariales", y sostuvo que "un paliativo podría ser un doble aguinaldo de fin de año; los $7.560 de haber mínimo quedaron muy relegados en comparación con los $12.500 de la canasta básica para no caer en la pobreza".

"SITUACION GRAVISIMA"
En tanto, el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, y el líder de la CTA Autónoma Pablo Micheli confirmaron que insistirán con la posibilidad de realizar un paro en reclamo por la reapertura de las paritarias y contra los despidos, junto a organizaciones sociales y una corriente "combativa" de la CGT.
"Estamos viviendo una situación gravísima. A ningún trabajador le alcanza el salario para vivir hasta fin de mes. Otros fueron despedidos, otros tuvieron vacaciones adelantadas y saben que después puede venir el despido", señaló Yasky. "Nosotros seguimos insistiendo con el paro", afirmó Yasky en declaraciones al programa "La mañana de Radio 10" que se emite por Radio 10.
En declaraciones a radio La Red, Micheli consideró que el cónclave tripartito en la Casa Rosada "no es una mesa de diálogo social de ninguna manera, es un pacto" y lamentó que el Gobierno deje "afuera a las CTA de toda discusión".
"A mí me sorprende con desagrado que este Gobierno, que comenzó por diferenciarse con una actitud distinta al gobierno anterior, anunciando un diálogo con todos y sin exclusiones, se haya ido al diablo y empezaron a dejar afuera a las CTA de toda discusión", sentenció.
"La verdad es que nosotros esperábamos la convocatoria a una mesa de diálogo, no un pacto", criticó el dirigente estatal.

"FUNCIONAL AL GOBIERNO"
El titular de la Asociación Bancaria y líder de la Corriente Político Sindical Federal, Sergio Palazzo, sostuvo en declaraciones a Radio 10 que un paro general sin la CGT sería "funcional al Gobierno" y dijo que, en caso de que no se alcance un acuerdo en torno a las demandas de la central obrera, sería "un error muy grande" no realizar una medida de fuerza.
Palazzo lamentó que el triunvirato que conduce la CGT no haya tomado "el rumbo de respetar lo acordado en el Comité Central Confederal" realizado el 23 de septiembre pasado, donde se planteó la posibilidad de realizar una medida de fuerza y manifestó que sus expectativas con relación a la reunión convocada para este miércoles por el Gobierno, "son casi nulas".
"No veo un paro sin la CGT porque, con los transportes funcionando y una CGT que no pare, termina siendo funcional a la estrategia del gobierno", afirmó el dirigente en diálogo con radio Del Plata, al señalar como "un error muy grande" no realizar una medida de fuerza porque, "con el tiempo, los dirigentes pagarán las consecuencias".

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico