La Coalición Cívica pidió excluir del blanqueo a ciertos sectores

La Coalición Cívica-ARI, partido de Elisa Carrió y aliado a Cambiemos, pidió al Gobierno que queden excluidos del blanqueo de capitales los funcionarios, contratistas, concesionarios del Estado e imputados por delitos contra la administración pública.

"La Junta Nacional de la Coalición Cívica ARI afirma que los funcionarios de los tres poderes del Estado y de todos los niveles de administración, así como los contratistas y concesionarios del Estado y las personas imputadas en delitos contra la administración pública, deben quedar excluidas del beneficio de la Ley de Blanqueo propuesta por el Poder Ejecutivo Nacional ya que constituiría un acuerdo de impunidad", sostuvo el partido en un comunicado.
Y agregó: "Esta decisión de la Junta Nacional de la CC ARI, cuya Secretaria General es Maricel Etchecoin Moro, contiene la postura histórica del partido liderado por Elisa Carrió y es de carácter innegociable, ya que de hacerse constituiría una clara violación al tratado anticorrupción y un escándalo moral para el país".
Según confirmó la semana pasada el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Pray Gay, el proyecto del Gobierno incluye la posibilidad de que los funcionarios se acojan al blanqueo, cuestión que fue rechazada por la oposición. "Es para todos", afirmó el titular de la cartera económica.
La polémica medida, que desde esta semana se debatirá en el Congreso, llega luego de que el presidente Mauricio Macri reconociera tener una cuenta en Bahamas por $ 18 millones.
El Gobierno espera que, en el mejor escenario, unos 20.000 millones de dólares ingresen al blanqueo de capitales, según proyecciones que maneja el macrismo, mientras que también se elevará el piso de Bienes Personales de $ 305 mil a $800 mil.
Quienes blanqueen más de $800.000 este año pagarían 10%, mientras que los ingresos desde $ 305.000 hasta $ 800.000 durante 2016 pagarán 5% de alícuota, lo mismo que quienes registren propiedades inmuebles no declaradas ante la AFIP. El proyecto incluye, además, la suba del piso no imponible de Bienes Personales, a $ 800 mil. Irá subiendo anualmente hasta desaparecer y -eventualmente- ser reemplazado por un impuesto a la herencia, hacia 2019.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico