La Comisión de Género de la Universidad respaldó las pintadas que sufrió la Catedral

La Comisión de Género de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco difundió ayer un comunicado donde reivindicó las pintadas que se realizaron a la Catedral San Juan Bosco después de la marcha "Ni Una Menos" del sábado. Señalaron que el "escrache" no fue contra los cristianos ni contra las personas que trabajan en la Iglesia Católica sino en rechazo de las políticas que practica esa institución.

A través de un comunicado, la Comisión de Género de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB) reivindicó ayer las pintadas que realizaron manifestantes durante la marcha "Ni Una Menos", que tuvo lugar el sábado en el centro de esta ciudad con más de 200 personas movilizadas.
"Acá estamos las salvajes violentas que rayamos catedrales dando cuenta de nuestras acciones y convicciones. No nos escondemos, nos reivindicamos: nos manifestamos contra siglos de opresión, mandatos, torturas y muertes", sostiene el texto.
Soledad Cañumil, una de las integrantes de la Comisión de Género de la casa de altos estudios, explicó a El Patagónico los motivos que llevaron a publicar el texto: "se hizo un recorte muy grande de lo que fue la jornada, donde lo único que se vio reflejado en los medios de comunicación fue el tema de las pintadas. El espíritu del texto trataba de reflejar lo que pensábamos de la Iglesia como institución y no contra los cristianos o las personas que trabajan allí”.
Y aclaró: “nosotros no participamos de las pintadas porque estábamos con una intervención teatral. Pero esto no quita que no podamos solidarizarnos con algunas compañeras que fueron hostigadas mediante sus redes sociales y algunos medios".
En referencia al comunicado, la referente de la Comisión también aseguró que les parecía adecuado pronunciarse “y hacer hincapié en otros aspectos que no fueron visibilizados, como por ejemplo la gran participación juvenil, ya que fue una marcha protagonizada por los alumnos de escuelas secundarias".
"Otro punto que queremos destacar es la diversidad de espacios que concurrieron a la marcha como fueron las chicas de la Universidad y de la Multisectorial de Mujeres, como también personas que participaron de manera autónoma", agregó.

NO PEDIRAN DISCULPAS
La integrante de la Comisión de Género además cuestionó: "estamos en un Estado laico y sin embargo se sigue destinando presupuesto oficial. Esto puede ser chequeado donde hay un dinero destinado a la Iglesia Católica que tiene que ver con el pago de sacerdotes y obispos como también en la financiación de programas".
Y señaló: "esto convierte a la Iglesia en una institución hacedora de poder de las políticas públicas que afectan a las mujeres y determinados sectores porque no se termina de aplicar la Ley de Educación Sexual que fue aprobada en el 2006 donde hay muchas escuelas que no están brindando este tipo de material”.
En el texto las integrantes de la Comisión de Género de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, institución que lleva el mismo nombre que la Catedral, aseguran que no se burlan de las creencias religiosas de los fieles y afirman que no se retractarán. "No nos disculpamos, ni nos avergonzamos; el perdón y la culpa son monopolios suyos", dicen por la Iglesia. "Nosotras seguimos y seguiremos peleando por mantenernos vivas, libres y gozosas con las armas que tengamos a nuestro alcance", sentencian.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico