"La condena es una forma de que ellos puedan descansar en paz y nosotros empecemos una nueva vida"

Daniela Santos, la hermana de Marisa Santos, habló después de que declararan culpable a Claudio Lamonega por el asesinato de su hermana y sus dos sobrinos. La mujer se mostró satisfecha por el fallo, agradeció el trabajo de la Fiscalía y la querella. En cuanto al asesino, Gabriela lo consideró un femicida y señaló "nos sorprende todavía la frialdad con la que se maneja, no muestra emociones, ni tristeza, ni alegría, lo único que ha hecho es mentir y golpearse el pecho".

Esta mañana, finalmente se declaró culpable a Claudio Lamonega por el triple crimen que puso en vilo a la localidad de Sarmiento el 23 de noviembre del pasado año. En una madrugada fatídica, Lamonega puso en marcha un plan en el que terminó con la vida de Marisa Santos, su pareja y Victoria y Lucas, los dos hijos adolescentes de la mujer. Hoy, Daniela, la hermana de Marisa, al finalizar la audiencia, señaló "no esperábamos otra cosa que reclusión perpetua".

La mujer entre sollozos, agradeció el trabajo de la fiscal Andrea Vázquez y a la querella, "a pesar del dolor que tenemos, porque nada nos los va a devolver a Marisa, Victoria y Lucas, ésta es una forma de que puedan descansar en paz y nosotros podamos empezar una nueva vida".

En cuanto a la decisión del Tribunal, Daniela indicó "los jueces fueron muy sensatos en su veredicto, aunque para que esto sea un poco justo deberían ser tres sentencias, porque le quitó la vida a mi hermana y a mis dos sobrinos".

Sobre la calificación de femicidio, que no fue aceptada por el Tribunal que entendió en la causa, Daniela reconoció que pudieron faltar pruebas "de todas maneras es perpetua igual, no me parece que sea algo para problema, pero yo lo conocí a este hombre mucho tiempo y vi malas contestaciones, el maltrato psicológico con mi hermana", recordó.

Lamonega, esta mañana tuvo oportunidad de tomar la palabra, pero prefirió no hablar. Daniela fue consultada por La Petrolera, respecto al asesino y su comportamiento durante toda la etapa de la investigación. "La frialdad siempre molestó, siempre fue un tipo así frío, ermitaño de hablar mal de las demás personas, a cualquier persona se le muere una mascota y se pone mal, pero él nunca manifestó tristeza ni preocupación, antes de que se declare culpable todos pensábamos si el estuvo ahí y no fue él, sí lo debió haber visto, pero no dijo nada. La verdad es que siempre nos llamó la atención de él (Lamonega) que no muestra emociones, ni tristeza, ni alegría, lo único que ha hecho es mentir y golpearse el pecho", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico