La confesión de los ejecutivos de Odebrecht inicia una semana clave en la Corte Suprema de Brasil

Hasta mañana, la presidenta del Supremo Tribunal Federal de Brasil, Carmen Lucia Antunes, puede autorizar la delación a cambio de reducción de penas de 77 arrepentidos de la constructora, considerada el núcleo de la corrupción que mezcla a Petrobras con financiación de campañas políticas.

La operación anticorrupción Lava Jato puede tener esta semana uno de sus momentos claves en caso de que la presidenta del Supremo Tribunal Federal (STF, Corte Suprema) de Brasil, Carmen Lucia Antunes, autorice la delación premiada a cambio de reducción de penas de 77 corruptores confesos de la constructora Odebrecht, la más grande de América latina y eje del escándalo de sobornos y financiación ilegal de la política mediante la petrolera estatal Petrobras.
La titular del STF tiene hasta mañana para homologar las delaciones de los ejecutivos de Odebrecht en las cuales aparecen involucrados dirigentes de los principales partidos que forman parte del gobierno del presidente Michel Temer, su Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).
"Ella tiene que autorizar el procedimiento en forma inmediata para que no se entorpezcan las investigaciones", dijo el presidente de la influyente Orden de Abogados de Brasil (OAB), Claudio Lamacchia.
El fiscal general, Rodrigo Janot, pidió en un escrito una decisión de carácter urgente sobre las confesiones de los ejecutivos de Odebrecht, luego de que hace dos semanas falleciera al caer la avioneta en la cual viajaba el ministro de la corte instructor del caso, el juez Teori Zavascki, lo cual levantó todo tipo de conjeturas.
"Ni bajo tortura les diré esto", respondió a los periodistas Antunes el viernes por la noche, al ser consultada sobre el plazo que tiene para homologar la delación de 77 ejecutivos de Odebrecht, entre ellos el patriarca de la familia, Emilio Odebrecht, y su hijo, el condenado a 21 años de prisión Marcelo Odebrecht.

UNA CONFESION CLAVE
Arantes tiene la potestad, durante la feria judicial de enero, de autorizar las delaciones recogidas por el fallecido Zavascki. El equipo del fallecido ministro fue respaldado por la jefa de la corte y el viernes logró la luz verde a su confesión de Marcelo Odebrecht, a quien los funcionarios de Zavascki entrevistaron en la prisión en Curitiba, tras haber sido condenado por el juez de primera instancia Sérgio Moro.
La fase de la operación Lava Jato sobre Odebrecht es considerada el núcleo de la corrupción que mezcla a Petrobras con financiación de campañas políticas. Uno de los ejecutivos de Odebrecht denunció que Temer (citado 43 veces en el expediente) le pidió tres millones de dólares para financiar la campaña del PMDB en San Pablo, una declaración que provocó la caída del asesor personal del mandatario acusado de recibir el dinero en efectivo. El presidente negó la acusación.
El caso Odebrecht se negocia en el marco del futuro de la operación Lava Jato para funcionarios con fueros y parlamentarios, ya que debe sortearse el instructor del caso que reemplace a Zavascki.

EIKE BATISTA AUN CONTINUA PROFUGO
Por otra parte, en un desprendimiento de la operación, continúa supuestamente prófugo en Estados Unidos el magnate Eike Batista, un ex billonario que fue el octavo hombre más rico del mundo en 2010 y está acusado de pagar coimas por 16,5 millones de dólares al ex gobernador de Río de Janeiro Sergio Cabral, del PMDB y preso en la cárcel de Bangú 8.
Dos días antes de su pedido de captura, Batista viajó a Estados Unidos con un pasaporte alemán (tiene doble ciudadanía).
El magnate de la primera década del siglo XXI se derrumbó con su imperio cuando se reveló que su empresa petrolera había alterado proyecciones de exploración.
En el contexto del caso Odebrecht, el diario O Estado de Sao Paulo reveló que autoridades suizas recibieron pedidos del fiscal general brasileño para determinar el origen de dinero que la constructora envió en 2010 para financiar la campaña del PSDB del candidato presidencial de entonces, el hoy canciller José Serra.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico