La conmovedora lucha contra el cáncer de una ex reina de la Vendimia

A la mendocina Mariela Arreceygor, de 27 años, le detectaron hace unos meses cáncer de útero. Hace una semana sorprendió a toda la provincia al desfilar con su cabeza calva en un programa

Mariela Arreceygor es una joven de 27 años mendocina a la que la mueven los desafíos. Ella encontró el motor tanto en 2011, cuando compitió en los concursos locales de belleza para coronarse como una de las Reinas de la Vendimia provincial, como para afrontar la prueba más difícil que le presentó la vida hasta el momento: poder vencer al cáncer.

La modelo causó conmoción en la provincia de Mendoza una semana atrás cuando decidió contar su historia en el Canal 6 de San Rafael: allí apareció en un desfile con su cabeza calva y con un look muy distinto al que habitualmente reflejó en cada pasarela.

"Estaba re nerviosa, fue raro. Estuve muy contenta con lo que pasó después porque muchos amigos que hace mucho no veía o compañeros de laburo me llamaron. Es un poco lo que quería transmitir: decirle a mi familia y a todos los que saben que estoy enferma que estoy bien y que me siento con toda la energía para seguir adelante", contó la protagonista al diario Uno de San Rafael.

Hace unos meses atrás, a Arreceygor le detectaron una variedad de cáncer de útero. Se le formó una mola persistente, que luego extendió la enfermedad a otras partes de su cuerpo: "el tema es que por el torrente sanguíneo se va desparramando en el cuerpo. Yo ya tengo en el hígado, los pulmones y los riñones", dijo.

Mariela sorprende por su energía vital y por su optimismo. Pese a haberse sometido a dos sesiones de quimioterapia, a haber visto cómo el pelo se le caía a mechones y a sentir amenazada su vida, la joven nunca se permitió flaquear.

"Hay que ponerle toda la energía, toda la onda, salir, pasear, que no sea que por la enfermedad no se hagan las cosas que gustan. Hacer el doble, disfrutar el doble de la familia, de los amigos, de todo, pasear, salir, maquillarte y salir, ponerte un gorro si no querés salir pelada. Pasar esto como algo bueno que te da la oportunidad de aprender a disfrutar de otras cosas", afirmó Areceygor, quien se consagrara en 2011 como Reina de Rama Caída, en San Rafael.

La chica mendocina se encuentra muy esperanzada. Según le comentó su médico, la enfermedad fue detectada a tiempo, por lo que hay muchas probabilidades de una cura definitiva. Así y todo no debe bajar los brazos.

Incluso, como la chica todavía no fue madre, su médico consideró dejar de rasparle el útero en los procedimientos de atención a la enfermedad: "Tiene cura, como la mayoría de los cánceres, pero obviamente hay que detectarlo a tiempo. Hay que hacerse los estudios que corresponden, hacerle caso al cuerpo. Cuando uno se siente mal, hay que ir al médico", afirmó.

Mariela, que se topó con la enfermedad después de sufrir constantes dolores y hemorragias en el bajo vientre, reconoció que los momentos más difíciles del tratamiento se vivieron durante la caída abrupta de su pelo, producto de las sesiones de quimioterapia.

"Cuando se me empezó a caer el pelo fue como un '¡guau y ahora qué hago!'. Es desesperante que se te empiece a caer y no poder frenarlo. Entonces, fui a lo de una amiga a que me pasara la máquina y la verdad me queda divino, va a ser mi nuevo look", afirmó.

"Estoy activa todo el tiempo, no dejo que la enfermedad absorba mi persona, que es lo que todos tenemos que hacer", agregó, según recuperó Infobae.com

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico