La conoció por Internet y se casó sin saber que era su nieta

El hombre tiene 68 años y dejó de ver mucho tiempo atrás a los hijos de su primer matrimonio. La chica, de 24, dice que no se van a separar.

Hay cosas difíciles de imaginar hasta que suceden. Por ejemplo, que una persona de 68 años se case con su nieta si saber que ésta, efectivamente, tiene ese parentesco con él. Esto acaba de suceder en Miami, donde una pareja, que se había conocido por Internet, se dio cuenta de que eran familiares tres meses después de haber dado el sí quiero. Concretamente, él es el abuelo de ella.

¿Cómo lo supieron? Al ver los álbumes familiares del hombre, que tiene una considerable fortuna gracias a haber ganado en el Powerball, la famosa lotería de Estados Unidos. Detectaron que en ellos había fotos de los hijos que el hombre tuvo en su primer matrimonio y de los que había sido separado tras el divorcio. Y, cosas del destino, uno de los hijos resultó ser el padre de la chica, que tiene sólo 24 años y trabaja como bailarina en un club nocturno.

La inverosímil historia fue relatada por el novio al Florida Sun Post. El hombre aseguró que, tras el divorcio, "nunca pudo dar con su ex mujer y sus hijos". Aseguró, incluso, que contrató a varios detectives para localizarlos sin éxito. Hasta ahora.

Fue en 2015, según relata el mismo diario, cuando el novio decidió encontrar pareja por Internet. Se anotó en una web de contactos y estuvo viendo fotografías de posibles candidatas hasta que dio con la que hoy es su mujer. "Sentí algo sencillamente especial cuando vi sus fotos --explicó--. Fue como una especie de 'déjà vu', pero entonces no puede imaginar el porqué su rostro me parecía tan familiar".

La pareja tuvo bastantes citas, pero nunca hablaron de sus respectivas familias de manera profunda. "Ella mencionó a su familia, pero dijo que no habían estado en contacto por varios años por una pelea. Me contó que la había pasado mal en la escuela, que había quedado embarazada y que su padre --quien descubrí después que era mi hijo-- la había echado de la familia", contó el hombre. Ahora la noticia les explotó en la cara.

De todas formas, y a pesar de lo que acaban de descubrir, los recién casados seguirán juntos. "Cada pareja es diferente. Nuestro compromiso es tan fuerte que ni siquiera esto es suficiente para que nos separemos", afirma la joven.

Fuente: La Vanguardia

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico