La contienda de 2012

Apenas 600 votos separaron a Jorge Ávila de Mario Mansilla en las elecciones por el Sindicato de Petroleros Privados de Chubut en noviembre de 2012. El histórico Mansilla, que llevaba casi 10 años al frente del gremio, perdió ante un "Loma" que tuvo una importante campaña. La contienda estuvo marcada por las diferencias de liderazgo. Es más, previamente a las elecciones, cada sector convocó a curiosas retenciones de servicio: Mansilla un día y Ávila al siguiente. Con la resolución del conflicto, unos levantaron la medida un día antes y el resto después.
Las promesas de ese tiempo fueron fueron una obra social propia -para no depender de la de Federación, a la que renunciaron en 2006- y la clínica que todavía es una cuenta pendiente.
"Queremos un sindicato más social para la gente, no vamos a ser socios de ninguna operadora ni político. Nosotros somos peronistas, pero no somos 'kirchneristas' ni 'dasnevistas', estamos por la unidad de todos los trabajadores petroleros", expresó el ganador de esas elecciones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico