La Copa Libertadores y el Mundial de Clubes

El entrenador de River, Marcelo Gallardo, apostará a un año más de contrato para seguir con una campaña que ya es histórica y que tendrá como objetivos la Copa Libertadores, para intentar llegar de nuevo al Mundial de Clubes, y lograr otro título local.
En lo que va de su proceso de trabajo, el "Muñeco" disputó hasta ahora 136 partidos oficiales como entrenador, obtuvo 5 títulos internacionales y 1 local, y participó de 16 competencias durante 1.295 días de trabajo, con una efectividad de puntos obtenidos cercana al 60 por ciento.
Gallardo debutó oficialmente el 26 de julio de 2014 por Copa Argentina en Salta con un empate ante Ferro 0-0 (ganó 6-5 en los penales) y ese mismo año logró la Copa Sudamericana, eliminando a Boca en las semifinales, para alcanzar un éxito internacional que el club no ganaba desde hacía 19 años.
A principio de 2015 obtuvo su segundo título internacional al ganar la Recopa Sudamericana contra San Lorenzo, que había obtenido la Libertadores del 2014, luego de ganarle por un doble 1-0 jugando a un nivel altísimo.
En 2015, el "Muñeco" apostó fuerte a la Copa Libertadores para llegar al Mundial de Clubes y luego de una primera fase sufrida y de nuevamente eliminar a Boca, se coronó campeón en agosto de ese año tras vencer en la final a Tigres de México.
En esa segunda mitad de año y tras ganar la Suruga Bank en Japón y acceder a las semifinales de la Sudamericana, llegó el momento del viaje a Japón para jugar el Mundial de Clubes, en el que perdió la final por 3-0 ante el Barcelona de Messi, Neymar y Luis Suárez.
En tanto, 2016 fue un año complicado desde los resultados y la Copa Libertadores se terminó rápido con la derrota en octavos ante Independiente del Valle de Ecuador, luego de un partido increíble en el Monumental donde generó 16 situaciones de goles desperdiciadas.
En la segunda mitad del año, la apuesta tuvo dos objetivos puntuales, primero ganó la segunda Recopa al vencer a Independiente Santa Fe de Bogotá y luego se centró de lleno en la Copa Argentina, porque era el pasaje a la Libertadores de 2017, y la obtuvo al vencer a Rosario Central 4-3 en Córdoba.
La mejor versión futbolística en cuanto a estadísticas se dio en los torneos internacionales donde triunfó en 5 de las 9 definiciones con una efectividad de casi el 63 por ciento de los puntos, ganando más de la mitad de los partidos jugados en los dos años y medios.
En los torneos locales, recién pudo sacarse la espina este año al alcanzar la Copa Argentina invicto, al ganar los 6 partidos que jugó, mientras que tras salir segundo en el primer campeonato que disputó a un punto de Racing, en los siguientes no pudo cerrarlos con buenas posiciones.
Ahora tendrá un año más de trabajo con la apuesta de jugar nuevamente la Copa Libertadores para intentar llegar al Mundial de Clubes a fin de año y tiene la chance de mejorar su participación en los dos torneos locales que debe jugar.

MANTENER EL EQUIPO
En otro orden, el DT pidió que no se desarme el equipo actual y que se sumen dos refuerzos para poder competir en la Copa Libertadores 2017 y pelear en los dos torneos locales.
"Mi idea es que se mantenga la estructura, que no se desarme, seguir trabajando con este grupo y tratar de sumar dos refuerzos para los desafíos que se vienen", señaló el entrenador "millonario" tras ratificar que continuará en el club.
De todos modos, el "Muñeco", contó: "No hemos hablado de nombres, ni de refuerzos, de nada aún, hubo charlas en otro momento, pero ahora sólo quiero tratar de desconectarme unas semanas y volver con las pilas recargadas para el año que viene cuando volvamos a hablar".
Desde la dirigencia de River y desde la secretaría técnica comandada por Enzo Francescoli saben que la primera necesidad del equipo es un volante derecho y los nombres son dos jugadores que siempre estuvieron en la órbita del club: Enzo Pérez y Walter Montoya.
El otro cupo dependerá mucho de las ventas ya que si logran retener a los delanteros, Sebastián Driussi y Lucas Alario, las prioridades serán un volante creativo por la salida de Andrés D´Alessandro o un zaguero central porque no se sabe cómo será la recuperación de Luciano Lollo.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico