La Cordillera y la Meseta siguen bajo la nieve e incomunicadas

La mayoría de las localidades de la comarca y la meseta chubutense se encuentran afectadas por la abundante caída de nieve. A pesar de que Vialidad Provincial liberó rutas y caminos para llegar con alimentación a distintos poblados rurales, otros siguen aislados, como Gan Gan y Gastre. El tramo de la Ruta 40 que une Esquel con Epuyén ayer se mantuvo cortado y las clases hoy siguen interrumpidas en todos sus niveles.

El temporal que se desató la semana pasada con una importante caída de lluvia en la franja costera y que luego continuó con nevadas en el sur y oeste de la provincia, sigue azotando con crudeza a la meseta y cordillera. Numerosas localidades y poblados rurales del interior son los más afectados debido a que en muchos casos se encuentran incomunicados.
Desde horas tempranas ayer fue interrumpido el tránsito sobre la ruta nacional 40, en el tramo entre Esquel y Epuyén, y al cierre de esta edición la circulación no había sido habilitado dada la peligrosidad que generó la acumulación de hielo sobre la calzada. Por lo tanto, las restantes ciudades de la comarca también quedaron aisladas.
Mientras el trabajo de las máquinas de Vialidad Provincial permitió ayer -luego de cuatro días- habilitar la ruta nacional 3 desde Comodoro Rivadavia hacia el norte de la provincia. De esa forma, comenzó a normalizarse la comunicación en toda la franja costera de Chubut, donde hubo cientos de transportes y automovilistas varados en Pampa Salamanca por la inclemencia.
El propio gobernador del Chubut, Mario Das Neves, elogió el trabajo realizado por Vialidad Provincial, “que usando maquinaria propia repasó 8.700 kilómetros de rutas sacando nieve”, lo que significa que “dieron tres vueltas de 2.900 kilómetros” en la provincia, estimó el mandatario.
Por otro lado, continuó con las críticas hacia Vialidad Nacional en relación a los prolongados cortes en las rutas que de ella dependen por la falta de maquinaria.
“Vialidad Nacional acá no funcionó”, acotó Das Neves y reveló que se lo transmitió al propio ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, durante una conversación que mantuvo el lunes por la noche.
Aseveró que “a Dietrich le planteé cierta ausencia de Vialidad Nacional cuando necesitamos mayor contundencia en un tema así. Le dije que Vialidad Nacional no había funcionado acá y me lo reconoció”.
El gobernador también habló con el presidente Mauricio Macri y distintos ministros nacionales, “y ellos reconocieron que estaban con carencia de máquinas”, sostuvo. Además, se comunicó con directivos de la operadora estatal YPF para saber si disponían de maquinarias para volcar a las rutas afectadas.
Por eso marcó la diferencia con el trabajo realizado por Vialidad Provincial, ya que “nos tenemos que encargar de todo el interior y los caminos de ripio porque habían quedado pueblos aislados. Estamos tratando de llegar a Gan Gan y Gastre. Tenemos 43 máquinas que han recorrido ya tres vueltas de 2.900 kilómetros de rutas”.
La ruta nacional 25 que conecta el valle con la meseta y la cordillera ayer estuvo habilitada en algunos tramos con extrema precaución, pero sujeta a las condiciones climáticas que siguen siendo adversas con pronunciadas nevadas. Por ello, el personal vial se encontraba apostado en distintos parajes para cortar el tránsito luego de caída la tarde, según lo dispone Vialidad Nacional.

ASISTENCIA A FAMILIAS

Durante el mediodía de ayer se inició el operativo de asistencia que alcanzó a familias de 13 localidades de la zona cordillerana. Consistió en la distribución de módulos alimentarios a familias afectadas por el temporal de nieve en siete localidades de la cordillera y desde hoy continuará la misma tarea en otros seis lugares de esa región.
Según informó la ministro de la Familia y Promoción Social, Leticia Huichaqueo, la distribución se centró en el gimnasio municipal de El Hoyo. Desde allí salieron unos 1.000 módulos alimentarios que serán destinados a familias afectadas de El Maitén, Epuyén, Cholila, Lago Puelo, El Hoyo, Aldea Epulef y Cushamen.
La funcionaria apuntó que la entrega de alimentos se realiza "exclusivamente con recursos provinciales". Junto con los alimentos se entregaron nylon, colchones y frazadas. La ministro indicó que “estamos aguardando además que se habilite alguna ruta para poder llegar con asistencia a las localidades de la Meseta central”.
Para hoy está previsto que se distribuirán otros 1.000 módulos alimentarios a familias de Esquel, Gualjaina, Trevelin, Cerro Centinela, Corcovado y Carrenleufú. Por otra parte, Huichaqueo señaló que durante las fuertes lluvias que se iniciaron la semana pasada, el Gobierno provincial asistió a "1.500 familias en Trelew, 700 en Puerto Madryn, 140 en Rawson, 60 en Gaiman y unas 40 en Dolavon".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico